Por: Juan José López

FCP.-La falta de empleos por la reducción de las actividades como consecuencia de la pandemia sanitaria ha provocado que las casas de empeño registran una notable actividad.

Y es que en Felipe Carrillo Puerto no hay sucursal de Nacional Monte de Piedad donde los pignorantes empeñen sus artículos.

Desde hace dos semanas que se les permitió abrir al público, estos negocios reciben constantes clientes.

Son tantas las cosas que se empeñan que las sucursales tienen decenas de artículos a la venta.

Incluso estas casas de empeño compran boletas de otras sucursales o créditos a los deudores.

En esta ciudad hay por lo menos seis casas donde se puede empeñar todo tipo de prendas con intereses que se pueden pagar semanal, quincenal o mensual.