San Felipe.- Visitado por muchos, en especial por vacacionistas de municipios cercanos, San Felipe es uno de los puertos del oriente del estado de Yucatán en donde se puede respirar la paz y tranquilidad.

Para disfrutar de sus aguas, las personas tienen que trasladarse por medio de lanchas, del malecón hasta la zona playera, lo que convierte el paseo en un auténtico momento inolvidable, al permitir contemplar la naturaleza, las aves que surcan los cielos, y respirar un ambiente de relajación.

Desde chicos hasta grandes pueden disfrutar de sus encantadoras playas, al estar en un nivel bajo el agua. Mientras unos disfrutan del mar, otros pueden descansar en sus hamacas que pueden colgar de las palapas instaladas en el lugar. Además, se ofrecen todo tipo de mariscos en los puestos que se encuentran en el lugar, los cuales se pueden comprar y disfrutar si no se llevó nada para comer.

Muchas veces el lugar se atiborra de vacacionistas, como ocurrió el pasado fin de semana (últimos días de vacaciones). Las familias aprovecharon el último fin para disfrutar de la playa, deshacerse del estrés y respirar paz.

Aunque por un momento surgieron incomodidades ante una plaga de chaquistes que ha mantenido invadida la zona desde hace días, los vacacionistas disfrutaron de la playa.

Cabe mencionar que muchos de los que se encontraban en el lugar, señalaron que es importante que las autoridades tomen cartas en el asunto con respecto a la invasión de insectos mencionado, pues dijeron que de no hacerlo, el próximo visitante que tendría la playa será el mosco transmisor del dengue.