Valladolid.- Sin importar el peligro y las distancias, miles de antorchistas, entre niños, jóvenes y adultos, recorren calles y carreteras del país con un único objetivo, cumplir una promesa y agradecer las bendiciones recibidas durante el año por parte de la Virgen de Guadalupe, a quien la comunidad católica honra en estas fechas y le canta las mañanitas en la madrugada del 12 de diciembre.

Tal es el caso de un grupo de jóvenes de la comisaría de Yaxcopil, Peto, que desde hace 4 años recorren carreteras de Yucatán movidos por su fe y devoción hacia la Virgen del Tepeyac.

Aunque algunos es el primer año que lo hacen, la veneración ya se está haciendo una tradición, y cada año cambian el destino, siendo que Muna, Río Lagartos, Progreso y Mérida están entre los lugares que han visitado.

Este año decidieron venir a Valladolid #CapitalDelOrienteMaya, en donde accedieron a la entrevista mientras se tomaban un descanso en el recién iluminado parque principal Francisco Cantón Rosado.

– Nueve en total – los jóvenes dijeron estar nuevamente agradecidos con la Virgen de Guadalupe por haberles permitido llegar con bien a su destino, y mencionaron estar seguros de que los guiará en su regreso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí