¿Será la Comisión de Hacienda la “puerta” para que la diputada Judith Rodríguez entre a las “grandes ligas”?

0
352

BuhonuevoGran satisfacción, dentro y fuera del Congreso, generó la llegada de la diputada Judith Rodríguez Villanueva a la presidencia de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta, una de las cinco comisiones estratégicas que componen el órgano de gobierno, administración y legislación del Poder Legislativo del estado, es decir, de la Gran Comisión, que preside en su conjunto el diputado Pedro Flota Alcocer.

Para analistas y criticones por igual, la opinión es la misma: la carrera legislativa de la diputada ha sido meteórica y su plataforma de lanzamiento ha sido estrictamente su trabajo y su espíritu institucional.

A nadie escapa la hiperactividad de esta legisladora que suele anteponer su pesada carga de trabajo político y legislativo a las reuniones con la socialité o de la grilla doméstica. Ella misma lo dice: antes de pensar en el pasatiempo, tengo que pensar en el trabajo que me confiaron los ciudadanos y en la conducción de mi equipo que hace un gran esfuerzo para seguirme el ritmo.

De pocas palabras, pero de muchos conceptos, la diputada Judith quizás será recordada como la legisladora que más iniciativas integrales sobre cultura dejará en la historia de ese poder local. Ahora, en la Comisión de Hacienda, quizá hará lo mismo.

Todo esa imagen y esa trayectoria construida en solo dos años, le augura, seguramente, un siguiente paso a la presidencia de la Gran Comisión que, desde la novena legislatura, en la segunda mitad del sexenio de Joaquín Hendricks, no ha vuelto a ser ocupada por una mujer. De eso no cabe duda si el actual presidente, Pedro Flota, pide licencia en unos cuantos meses más.

Obviamente, las 99.999 por ciento de probabilidades que tienen Judith para alcanzar la Gran Comisión a partir de la segunda quincena de enero próximo, no es del agrado de mucha gente, en especial, del hasta hoy director de Proceso Legislativo, Benjamín Vaca, quien deberá restringir su mediocridad y su proclividad al protagonismo, a menos que quiera cobrar su último aguinaldo en diciembre próximo.

Cero y van seis los que piden licencia.

No cabe duda que la actual legislatura no sólo pasará a la historia por la enorme cantidad de reformas y adiciones realizadas, sino también porque varios de sus integrantes ya pidieron licencia.

Aun cuando todavía falta otro grupo que solicite licencia en enero próximo -se rumora que lo harán Pedro Flota Alcocer, Maritza Medina Díaz, Juan Carlos Huchin Serralta, Emilio Jiménez Ancona, Susana Hurtado Vallejo —estos se unirán a Arlet Molgora Glover, Cora Amalia Castilla Madrid, José Ángel Chacón Arcos, José Luis Toledo Medina, Remberto Estrada Barba y, apenas desde ayer, a Juan Carrillo Soberanis

Sus lugares han sido ocupados por Irazú Sarabia, Juan Carlos Huchim Serralta, Suemy Graciela Fuentes Manrique, Judith Rodríguez Villanueva, José Luis Ross Chalé y Edgar Gasca Arceo, quienes se sumaron a la labor legislativa, pero no se puede decir que todos estos concluirán la encomienda, porque más de uno tiene aspiraciones políticas y podría unirse al grupo de exdiputados a partir de los primeros días del 2016.

¿Se acabó el protagonismo de Maribel Villegas?

Tal parece que las aspiraciones políticas de la diputada cancunense Maribel Villegas Canché se extinguen, porque sólo de esa forma podría justificar que hoy faltara a la sesión ordinaria donde ella preside la mesa directiva del actual periodo ordinario de sesiones.

No tenemos idea del costo político, económico ó social que desembolsó Maribel Villegas para obtener la presidencia en el presente mes, pero tal parece que fue relativamente barato o fácil porque únicamente le interesó recibir y contestar el IV informe de labores del gobernador Beto Borge.

Con estas acciones Maribel Villegas desperdicia una enorme oportunidad para continuar vigente en la palestra política de Quintana Roo. Quizá estemos equivocados o no estemos leyendo correctamente los jeroglíficos de la grilla, pero esos síntomas en mi pueblo se llama “ni´ixba´a”  o “xu´upi´i” que, en español significa “ya no hay nada” o “se acabó”.

Del protagonismo al ridículo pasó el diputado Hernán Villatoro

No cabe duda que la pasada jornada electoral en México provocó cambios en el escenario político local y en sus actores, de manera especial en gente como el polifacético diputado petista, Hernán Villatoro Barrios, quien, de opositor al PRI sólo tiene la ropa.

La cruel enfermedad que padece Villatoro –su enfermedad es tan rara que hasta la fecha científicos e investigadores no pueden ponerle nombre: le gusta el dinero fácil-, ha provocado que sea el hazmereír de sus colegas y de los que asistimos a las sesiones parlamentarias.

Hoy, para no variar, Villatoro sorprendió a todo el mundo, hasta a su compañero diputado independiente, Jorge Carlos Aguilar Osorio, al votar a favor de la cuenta pública de la Fundación de “Parques y Museos de Cozumel”.  Tal parece que el buen diputado ya hizo cuentas y entendió que este último año será de “Hidalgo” porque, a mediados del 2016, se acabará su minita de oro.

La diputada-presidenta de la Comisión de Justicia, Berenice Polanco, brilló por su ausencia

De la manera más atenta solicitamos el valioso apoyo de la toda la comunidad para que nos ayude a localizar a la diputada Berenice Polanco Córdova, de quien no se sabe nada en la sede del Poder Legislativo. Es urgente que le digan que nos mande un mensaje por pin, whatsapp, de texto, facebook, tuitter, instagram o hasta una señal de humo.

Hoy más que nunca fue notoria la inasistencia de la citada diputada porque en la sesión se ratificó en el cargo al nuevo Procurador de Justicia de Quintana Roo, pero, para Ripley, la diputada-presidenta de la Comisión de Justicia brilló por su ausencia.

Entonces, en los próximos días Berenice Polanco días no quiera pedirle cuentas al nuevo Abogado del Estado, porque no tiene ninguna autoridad moral para hacerlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here