Valladolid.- Con más de 30 años de haberse habilitado como tal, el Museo San Roque es uno de los edificios coloniales de Valladolid más visitados por turistas nacionales y extranjeros.

En el edificio, en donde operó en algún momento la primera planta que proveía de energía eléctrica a la ciudad, se encuentran piezas de incomparable valor histórico, desde la época prehispánica hasta la era revolucionaria, que podrán admirar los visitantes.

Según la historia, antes de ser habilitado como Museo, el lugar era una iglesia en cuyo patio se habían enterrado los cuerpos de los alcaldes asesinados en el interior de la hoy catedral de San Servacio durante el episodio conocido como “el crimen de los alcaldes”, así como de los defensores que iniciaron la llamada Chispa de la Revolución de 1910.

En el Museo, en el que también funcionó el primer Hospital de Valladolid, se encuentran documentos y algunos archivos que dan prueba de la historia de la ciudad.

Hace unos meses se realizaron trabajos de remozamiento y rehabilitación en el edificio, así como de conservación de las piezas, bajo la supervisión de personal del INAH.

El Museo San Roque se encuentra en la calle 41 entre 38 y 40 del Centro Histórico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí