El Punto Sobre La i
Inicio » Mientras unos lo piensan, otros actúan
Yucatán

Mientras unos lo piensan, otros actúan

Valladolid.- Dicen que mientras unos lo piensan, otros actúan, y que mejor si es para ayudar al prójimo.

Dicha frase recae muy bien en el actual director del Instituto Tecnológico Superior de Valladolid, Mario Aguilar Díaz, quien se ha caracterizado por apoyar siempre las causas y acciones nobles, sin distinción ni condiciones.

Todavía hace poco más de un mes, recibió el aplauso de la sociedad por su actuar al defender a una persona con síndrome de down a quien algún sujeto estuvo a punto de arrebatarle su ilusión de cada año. En ese entonces, Aguilar Díaz, con la humildad que muchos le conocen, arropó e integró a la víctima.

El pasado domingo no pudo ser la excepción, pues junto con varias personas de buen corazón visitaron el Hospital General de Valladolid, para brindar palabras de ánimo y aliento, así como proporcionar un refrigerio a familiares de las personas internadas en el lugar.

“Lo hacemos de manera desinteresada porque sabemos que al estar aquí con angustia, muchas veces las personas no tienen tiempo de salir a comer por estar al pendiente de sus familiares”, expresó el licenciado.

Dijo estar contento y satisfecho por las acciones, y agradecido por quienes lo acompañaron. “Invito a quien tenga la oportunidad de compartir lo que tiene, que lo haga, que no lo piensen nada más; que mejor si es con la gente que está pasando por momentos de angustia y dolor”, finalizó diciendo.

Cabe mencionar que el licenciado Mario Aguilar, junto con su familia, brinda también cada año una charlotada y refrigerio a los habitantes de Temozón durante el festejo del aniversario de la Plaza Vista Hermosa, celebración que ya es toda una tradición en la Villa.

Notas relacionadas

Cardíacos últimos dos partidos en la Liga

¿LA CONOCÍAN?

Ya huele a feria en Valladolid

Deleite tlaxcalteco en Valladolid

Como cada año, buscan rescatar, preservar, difundir y proyectar la cultura maya

Viven algo parecido al infierno y el caos