fbpx
El Punto Sobre La i
Inicio » Manuel Alamilla, el karma y su breviario de mentiras y desprestigio político
Othon P. Blanco

Manuel Alamilla, el karma y su breviario de mentiras y desprestigio político

Por Mario Castillo

Chetumal.-El karma por desplazar al empresariado local ha caído con toda su fuerza sobre la desgastada figura del oficial mayor del Gobierno de Quintana Roo, Manuel Alamilla Ceballos, quien ya no siente lo duro, sino lo tupido de la lluvia de señalamientos en contra de su errático y reprobado desempeñó.

Como él mismo ha cacareado «No hay peor enemigo de un chetumaleño que otro chetumaleño», y en esa tesitura se ha conducido, en ganar enemistades por su soberbia, su valemadrismo, y el desinterés de privilegiar beneficios para las y los paisanos, sin pasar por alto su aferrada intención de vendernos espejitos.

«La estupidez y el dinero» son dos cosas que no se pueden ocultar en esta vida -reza el dicho conocido-, y en su afán de acumular lo primero Manuel Alamilla, indudablemente, ha incurrido en lo segundo. No hay paso que de sin arrastrar yerros y desdichas en detrimento del trabajo que le fue encomendado por su jefe político, el gobernador Carlos Joaquín.

Su comparecencia ante el Poder Legislativo puso en evidencia su irresponsabilidad, su intención de insultar la inteligencia de propios y extraños. Fue la gota que derramo el vaso y hoy se le ve con un futuro politico ahogado; con nulas posibilidades de ser rescatado por el jerarca mayor de Palacio de Gobierno.

Los despidos en masa salieron a relucir mientras vendía 98 plazas a las y los diputados, pero cuando se tocó el tema de los uniformes su credibilidad rodó por los suelos. Al grado de que hoy en día no hay poder humano que le libre de este embrollo.

Incluso el titular de la Secretaría de la Contraloría, Rafael del Pozo Dergal, aseguró que se ha iniciado una auditoría en contra de la Oficialía Mayor que está a cargo de Manuel Alamilla. Primero para determinar el porqué la empresa contratada (Comercializadora Adicon S.A. de C.V.) ha incumplido con los tiempos de entrega de los uniformes, a fin de fincar responsabilidades con posibilidad de sanción y recesión de contrato.

Y segundo, que es el tema que recae en la figura de Alamilla Ceballos, para esclarecer el proceso de contratación;.que para juicio de la ciudadanía ha despertado muchas dudas que han motivado también una denuncia por parte de la agrupación «Somos tus Ojos».

Pues la procedencia de la empresa, el desplazar a empresarios locales, los costos de los uniformes que no presentan ningún ahorro sustancial para las finanzas públicas de la Entidad, y la manera en la que el Oficial Mayor ha a ocultado información veraz al respecto, abren la puerta a muchas interrogantes que hoy le tienen contra la pared.

Lo cierto de todo esto, es que Manuel Alamilla Ceballos se ha ganado, y a pulso, el descrédito de la sociedad quintanarroense, mismo que lo convierte en el funcionario más criticado y despreciado de la administración de Carlos Joaquín.

Sin embargo esto aún no termina, Manuel Alamilla aún tiene muchas preguntas por responder a los Diputados de la XV Legislatura, y como dijera la abuela en sus acostumbrados dichos: «Pal’ baile vamos».

Notas relacionadas

Este viernes concluye oficialmente “la Canícula”

Mejoran la imagen en 54.4 kilómetros de camellones

Autobuses de Belice colapsan estacionamiento del Mercado Nuevo

El Punto Sobre la i

Presenta iniciativa sobre matrimonio igualitario en Quintana Roo

El Punto Sobre la i

Ocultan violación de estudiante en la UQROO

Otra avioneta quemada en el Distrito de Blue Creek