Por: Javier Chan

Felipe Carrillo Puerto.- Maestros de la zona escolar 001 de educación indígena, realizaron una manifestación pacífica, enfrente de las instalaciones de la Secretaria de Educación de esta ciudad de Felipe Carrillo Puerto #capitaldelaculturamaya, en la cual le dan su apoyo a la supervisora Modesta Ucan Chi

Un grupo de maestros manifestó su apoyo a Modesta Ucan Chi,  quien es acusada de acosar y hostigar laboralmente a dos docentes adscritas al jardín de niños “Benito Juárez” de la comunidad de Chan Santa Cruz.

Los maestros afiliados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se presentaron a las instalaciones de la Unidad de los Servicios Educativos de la Zona Centro para hacer entrega de un documento en el que brindan su respaldo a la profesora Modesta Ucan Chi, de quien dicen está siendo acusada sin fundamento.

Durante esta manifestación, los docentes portaron una manta en el que señalan que las maestras Susana Pech Tuk y Romualda Hau Noh han difamado contra la supervisora de educación indígena.

En el documento entregado a autoridades educativas, señala que la zona escolar 001 de educación indígena está conformada por 11 instituciones educativas y cuenta con 21 maestros, de los cuales solamente un par de ellos han demostrado su alta de responsabilidad y compromiso, siendo estos Susana Pech y Romualda Hau.

Aclaramos que nunca hemos tenido ningún tipo de problema s en el trabajo docente y administrativo, al contrario nos organizamos y coordinamos trabajos que conllevan un beneficio común de proyección e impacto escolar”, continúa el escrito.

En el documento se reconoce el esfuerzo de Ucan Chi, de quien se dice ha fortalecido la comunicación y asesoría necesaria para fortalecer el trabajo pedagógico  en el aula, además de que dispone de su tiempo para la descarga administrativa de los docentes.

Cabe mencionar que esta manifestación es en respuesta a las denuncias hechas en fechas recientes por las maestras Susana Pech y Romualda Hau, quienes acusan a Modesta Ucan de hostigarlas laboralmente, a tal grado de buscar excusas para levantar faltas que han repercutido en sanciones administrativas y económicas para el par de maestras.