El Punto Sobre La i
Invitado

Las negociaciones deben de ser de cara al pueblo y no en los sótanos de los grupúsculos políticos

Presencia indígena: raíces mayas desde la cueva del tigre oculto.

Existe una gigantesca expectación por parte del pueblo de saber, de conocer y de valorar a ojo de buen cubero quienes será los próximos candidatos de las alianzas políticas y de los partidos que compiten solos.

Y dicho sea de paso también la integración de los cabildos , de los gabinetes y de sus colaboradores claves tanto en lo político, económico, en seguridad pública y en planeación/ejecución de obras de gobierno.

En años anteriores, todos los grupúsculos negociaban a obscuras, acorralaban y ejercían una presión sobre el candidato hasta tenerlo arrinconado como rehén, para que ceda los espacios de acuerdo a las pretensiones de cada cacique local, que en muchas de las ocasiones se llevaban las mejores tajadas y así mismo con frecuencia colocaban a sus personeros sin ningún mérito.

Esta forma añeja y anquilosada se mutó en las nuevas generaciones y lo arrastran todavía como una herencia perversa, que se resisten a superarla y la practican hasta con cierto dejo de ignorancia, como sino viviéramos en un país de grandes cambios sociales y de transformaciones constantes que han cambiado el rostro del mundo y de nuestro país.

La 4T tiene la disyuntiva y la obligación ética y moral de profundizar la transición democrática en la nación, para ello tiene que empezar «barriendo la casa», toda vez que que aún prevalecen los métodos antipopulares, los acuerdos a obscuras, los agandalles de los oportunistas, las pretensiones de continuar en las mieles del poder sin resultados y obviamente seleccionar mediante varios exámenes a sus nuevos militantes.

Me atrevo a suponer en lo que respecta al tema local, veo reuniéndose a los que según ellos son los referentes políticos de sus alianzas y de sus partidos, a espaldas de sus bases si es que las tienen y tal vez sin anuencia de sus dirigencias estatales y nacionales o si las tienen lo habrán conseguido por medio de verdades a medias.

Sí es así estarán demostrando su inexperiencia, andan muy precipitados o preocupados y por ende todos los acuerdos que tomen entre ellos pueden venirse para abajo como un castillo de naipes.

Tienen que entender que la ruta ya está trazada por sus dirigentes y que hay avances, de tal modo hay que seguir los cauces institucionales para revocar, modificar y en un momento dado alterarla con argumentos muy fuertes y no como capricho de unos cuantos.

En el caso particular de este municipio se entiende que la alianza la encabeza Morena, por lo tanto tanto Mario Aguilar Ramírez y Hugo Flores Vega, tendrán que moverse al más alto nivel político, para cambiar el statu quo político a su favor.

Un viejo adagio popular dice «que es no lo mismo chana que juana» , en este caso tendrán que entender que aunque Morena y el Pt estén aliados, no es una fusión orgánica, cada quién mantiene su autonomía, cada quién tiene sus propias estrategias, cada quién defiende sus interés, cada quién quiere ganar más espacios de acuerdo a su rentabilidad electoral y cada quién impulsa a sus mejores cuadros.

Las coaliciones en este caso concreto en Quintana Roo , son nada más electorales, coyunturales y estratégicos, pero en nada cambia la estructura y la esencia de los partidos políticos.

Las multi citadas alianzas, son en torno a puntos específicos, en el caso de la alianza «hagamos historia por Q. Roo» es para ganar la contienda electoral, pero básicamente es en torno al proyecto de nación del Pdte Andrés Manuel López Obrador.

Así pues la inasistencia de algún elemento a una reunión, no indica que se rompa la unidad, por que lo esencial es girar en torno a los postulados de la 4t y no alrededor de tal o cual persona o moverse apoyando a fulano, zutano o mengano.

Los Romanos decían que todos los caminos conducían a su gran ciudad que desde luego era Roma, si se parafrasea esta cita en estos momentos, entonces debemos entender que existen diferentes caminos para llegar a la presidencia, no precisamente en el mismo derrotero de cada aspirante.

( Alfaro Yam Canul, escribiente indígena Maya Cruzo’ob, descendiente directo del combatiente de la guerra social maya teniente Ladislao Yam y defensor de las tradiciones, usos y costumbres de la Ciudad Sagrada de Noh Cah Santa Cruz Balam Nah Kampocolché)

Notas relacionadas

Lo Busco, Lo Busco, Pero No Lo Busco

El Punto Sobre la i

A la caza de volqueteros atacan los «CEMICOS»

El Punto Sobre la i

A tiro de piedra la Agenda Legislativa y las Prioridades

admin
Cargando....