728×90

La “nueva” Ley de Adopción de Quintana Roo sin cambios radicales

La “nueva” Ley de Adopción de Quintana Roo sin cambios radicales

Habría que preguntarle a la diputada Susana Hurtado Vallejo cuales fueron los “grandes cambios” que tuvo la Ley de adopción de Quintana Roo con la nueva reforma, porque para quienes “hojeamos” el documento final observamos que para adoptar en necesario ser hombre y mujer, es decir, una pareja, no sólo hombre, no sólo mujer y mucho menos homosexuales.

Entonces, en menudo problema se ha metido de nueva cuenta la “guerita” diputada cancunense y ahora no es menor, porque se echó encima a la comunidad lésbico-gay.

Refuta la diputada Perla Tun por el aporte a las presidencias municipales

Tal parece que la reducción a dos años el periodo de las próximas presidencias municipales en Quintana Roo –serán del 2016 al 2018-  no fue del agrado de la panista, Perla Tun, quien da por descontado que ella será la candidata del PAN a la alcaldía de Cozumel y ya se siente sustituta del priista Fredy Marrufo.

Es obvio que tal modificación no es un “traje a la medida” para la citada legisladora, quien presume, olfatea y presiente que tal propuesta del tricolor fue hecha para ella.

El diputado Hernán Villatoro “se enfermó” para no avalar la reforma político-electoral

De manera por demás sorprendente y sin justificación válida de por medio, el diputado petista, Hernán Villatoro Barrios, faltó hoy a la sesión ordinaria donde se aprobaron varios decretos y en especial, la reforma político-electoral de Quintana Roo.

Si usted quiere mal pensar, en el sentido que la ausencia de Villatoro Barrios se debió a que no quiso votar en contra de la citada reforma,  está en todo su derecho. Nosotros nos atrevemos a afirmar que no llegó porque evitó exhibirse como otro alfil del PRI en los partidos opositores.

En fin, ahí sus agremiados y allegados que sigan creyendo en el proyecto de izquierda que encabeza, pero que en verdad es una verdadera falacia ya que el principal interés de Villatoro ha sido vivir dentro el presupuesto y de los “moches” que aplica a todos quienes alcanzan un puesto de elección popular por la franquicia del PT.

La “grilla” trae de cabeza a Maribel Villegas que faltó en la creación de Puerto Morelos   

Que alguien avise a la presidenta de la comisión de asuntos municipales, la diputada Maribel Villegas, que al mediodía de hoy fue decretado el nacimiento del onceavo municipio de Quintana Roo: Puerto Morelos.

Para no variar y como ha ocurrido en los últimos meses, la legisladora cancunense faltó a la sesión ordinaria, se presume que se queda en Cancún haciendo “grilla”  con la finalidad de seguir “mamando de la ubre” en el próximo sexenio o trienio que comienza en septiembre del 2016.

Fructífera jornada legislativa

Con las “horrorosas” ausencias de Berenice Polanco Córdova, Mario Machuca Sánchez, Maribel Villegas Canché y Hernán Villatoro Barrios, los restantes 21 diputados que integran la XIV Legislatura del Congreso del Estado trabajaron como nunca lo habían hecho.

Fue una histórica jornada legislativa por demás fructífera que los representantes populares ofrecieron en el recinto de “Punta Estrella”, una sesión que quedará grabada en la historia de Quintana Roo porque se consumaron las nuevas disposiciones electorales que regirán la vida política de Quintana Roo en el futuro.

Entre lo más sobresaliente, lejos de la reducción de dos años a las presidencias municipales, se encuentra la ampliación del dos al tres por ciento el porcentaje mínimo para que partidos políticos estatales conservan sus registros y la reelección de los diputados.

El independiente Jorge Aguilar se “amachina” y vota en contra de la reforma político-electoral

Contra a lo que ocurrió con sus homólogos del PAN (Sergio Bolio, Perla Tun y Trinidad García Arguelles), el diputado ex perredista y hoy independiente, Jorge Carlos Aguilar Osorio, fue el único que en lo general y particular votó en contra de la reforma-político electoral

Resulta natural el rechazo que tiene “El Topo” hacia la nueva reglamentación electoral, porque fueron en vano todos los intentos que hicieron el grupo de Julián Ricalde Magaña por competir como independientes en el próximo proceso electoral de Quintana Roo.

La UQROO discriminada en el Tribunal Superior de Justicia del Estado

Menuda botana ciudadana resultó la “comparecencia” de las dos ternas que se disputaron la nominación para elegir dos magistrados supernumerarios para el Tribunal Superior de Justicia del Estado. Resulta que más bien fue una “pasarela cinematográfica” que difícilmente hubiera podido pensar o recomendar alguno de los 25 diputados de la XIV Legislatura.

Radio Pasillo denunció que la idea fue de un director que siempre busca el protagonismo como obsesión profesional, creyendo también que los demás ciudadanos tienen sus mismas debilidades sociales. Si usted creyó que se trata de Benjamín Vaca, acertó.

Pues bien, en la comparecencia que no lo fue, porque ningún diputado preguntó nada, hicieron uso de la voz los abogados José Gaspar Ríos Padilla, Gloria Inair Lizárraga Garrido y Adriana Cárdenas Aguilar, por la primera terna. Mientras que por la segunda, hablaron Luz Margarita González López; Mariana Dávila Goerner y María Elena Aguilar Morales.

Hay que decir que Luz Margarita González López y José Gaspar Ríos Padilla son dignos y orgullosos egresados de la Universidad de Quintana Roo, con una amplia trayectoria curricular que poco pareció importarles a los diputados. Pues, a la larga, se impusieron dos universitarias egresadas de La Salle Cancún (Mariana Dávila Goerner) y de la Universidad Marista de Mérida (Adriana Cárdenas Aguilar).

Al parecer, el veto legislativo a la UQROO dejó fuera del TSJE a dos cuadros muy prestigiados, no obstante que varios de los cuadros universitarios ya se han posicionado en el Poder Ejecutivo como secretarios del gabinete; mientras que varios diputados locales han sido egresados de nuestra máxima casa de estudios.

Habrá que preguntarle al Rector Ángel Rivero Palomo qué hará para convencer a la clase política local de que la comunidad universitaria a la que representa, está ya preparada para ocupar los principales puestos también en el poder legislativo, a donde parece que hoy los han discriminado.

Un lenguaje barroco que nadie habla en Quintana Roo

El pasado martes 27 fuimos testigos de un ritual oficial que, si bien resulta trascendental para el ejercicio de la función pública, habrá que decir que, también, está caracterizado por un lenguaje jurídico virreinal que, estamos seguros, ninguno de los involucrados ha utilizado ni utilizará en su vida diaria.

Pero que al poco ilustrado director de Proceso Legislativo, Benjamín Vaca, ni le importa ni lo hace más famoso. Su baja estatura intelectual lo hace ver, más bien, como un servidor público que de poco sirve. De hecho, es mucho pedirle que se fije de los detalles del lenguaje jurídico contemporáneo, pues es un secreto a voces que su lenguaje, aunque intrigoso y ponzoñoso es también cantinflesco.

Tras ser elegidas para el periodo 2015-2021, las nuevas magistradas Mariana Dávila Goërner (actual suplente de la diputada verde ecologista Marcia Alicia Fernández Piña) y Adriana Cárdenas Aguilar rindieron protesta de rigor.

Sin embargo, el lenguaje utilizado para el ritual data del castellano que hablaban nuestros antepasados en el México del Virreinato, que se acabó con la Independencia: “si así no lo HICIEREIS…” que “la nación OS lo demande”.

Creemos que este desfase de un par de siglos –nada más- no contribuye a la cercanía ciudadana que deben procurar los servidores públicos mexicanos, menos en el estado más joven del país que no tuvo influencia virreinal alguna, pero que sí copia inercialmente los modelos que otros estados y el gobierno federal tuvieron en décadas pasadas.

Nuestros diputados deberían ir tomando nota de este tema que pudiera parecerles superficial, pero que no lo es si consideramos que la evolución de la cultura política viene acompañada, siempre, de formas de lenguaje y comunicación que son congruentes con la dinámica social. En el propio Congreso de la Unión, este formato barroco es ya parte de la historia legislativa.

Visto de este modo, en Quintana Roo vivimos un atraso más allá de los tiempos porfiristas, con un lenguaje legislativo que dista mucho de ser el que hablamos en 2015. Al respecto, no hay que olvidar que en política, la forma es fondo.

Related posts

Deja un comentario