El Punto Sobre La i
Home » La diputada Perla Tun, defiende interés del PAN y no del pueblo quintanarroense
Búho legislativo

La diputada Perla Tun, defiende interés del PAN y no del pueblo quintanarroense

BuhonuevoTal parece ser que la diputada Perla Cecilia Tun Pech no tiene segura la candidatura del PAN para la presidencia municipal de Cozumel para las elecciones del 2016, porque hoy echó mano de todo su poder como coordinadora de la fracción parlamentaria del blanquiazul en la XIV Legislatura para defender a ultranza la postura partidista a fin de consagrarse con quienes “palomean” las candidaturas, sin importarle los intereses de la gente.

Durante la rebatinga legislativa que se vivió hoy en el recinto de Punta Estrella, donde se avaló concesionar un espacio de la vía pública en Playa del Carmen a una empresa naviera, la diminutiva diputada demostró que su verdadero interés, al menos en la actualidad, es defender la “línea política” del PAN y no buscar mejores y más beneficios para los cozumeleños.

Perlita Tun tuvo hoy la oportunidad de mostrar su madurez política, de aprovechar la coyuntura  para ganarse más adeptos,  más simpatizantes, pero falló. Erró porque votó en contra de un mandato que permitirá a los Cozumeleños y todos los quintanarroenses ahorrarse $ 12 pesos por cruce a la isla, es decir, 24 pesos menos por viaje redondo.

Lástima mi estimada diputada, las oportunidades en la vida sólo se presentan en una ocasión y usted ya la pateó, la dejó pasar.

No me ayudes compadre y comadres…

Eso habría que decirle a los priista diputados Juan Carrillo, Berenice Polanco, Susana Hurtado Vallejo y Marcía Fernández Piña, en especial a estas dos últimas, a quienes sólo faltó decir que eran las enviadas del Apocalipsis para “convencer” a sus compañeros legisladores que la concesión de un espacio de la vía pública en Playa del Carmen era bola cantada.

Ninguno de los cuatro citados diputados, en especial de la presidenta de la comisión de turismo, Marcía Fernández Piña, se esmeró para hacer una buena defensa del tema, nadie se tomó la molestia por empaparse del tema y defenderlo, aun cuando de antemano sabían que era un encargo del number one.

Simple y sencillamente fueron avasallados, arrastrados por sus contra partes del PRD, PAN y PT, quienes, de manera pulcra se dedicaron a jugar con los errores de los priistas, amén del que perdonó públicamente Hernán Villatoro a Susana Hurtado, quien tuvo la osadía de ventilar el costo actual del dólar, sin medir o pensar que se estaba llevando entre su comentario la política económica del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Una mayoría priista que se hace chiquita

Aun cuando el tricolor dispone de la mayoría en la Cámara de Diputados y que tiene de aliados a los representantes del Verde (2), Panal y MC, hoy pasaron las de Caín al momento de aprobar la concesión de la vía pública a una empresa naviera, porque sólo 16 de sus huestes hicieron acto de presencia.

De los 20 que asistieron a la sesión, Sergio Bolio, Perla Tun, Jorge Aguilar Osorio, Hernán Villatoro y Trinidad Garcia Arguelles votaron en contra, solo 16 –incluido los votos del representante de MC y Panal- votaron a favor, es decir, apenar la mayoría calificada.

De nada sirvió a la fracción parlamentaria del PRI darle cabida en la Gran Comisión a Martín de la Cruz, porque tal parece que el interés del citado diputado se encuentra fuera del entorno legislativo, lo mismo que a la polémica y arribista de Irazú Sarabia, del gato-pardo del Verde, Pablo Fernández Lemmen Meyer, del recién designado diputado deportivo, Luis Ross Chale y de la salta-partidos, Maribel Villegas Canché.

El diputado perredista, Jorge Osorio, insiste en vender «espejitos» a los quintanarroenses

En muy pocas ocasiones cuestionamos el trabajo que desempeña el diputado perredista, Jorge Carlos Aguilar Osorio, porque hasta ahora había sido coherente en lo que hace y dice, pero hoy deja en tela de juicio su comportamiento.

Quizá su omisión de cierto tema tenga que ver por cuestiones humanas, pero se prestan para mal pensar, para suponer que “El Topo” podría arreglar alguna prebenda por hacerse de la vista gorda de garrafal error procesal legislativo.

No queremos mal pensar, nos negamos a creerlo porque existen antecedentes de su calidad humana, pero mientras son peras y manzanas, creemos que quiere vender “espejitos” a los quintanarroenses, “espejitos” que se construyen en la paradisiaca Playa del Carmen.

Filiberto Martínez actúa peor que judas

La semana pasada, para ser exactos el martes 10 de marzo, Filiberto Martínez Méndez exhibió -como es su costumbre- a su colega el diputado del Panal, Emilio Jiménez Ancona por responder con palabras extraordinarias a las estipuladas en el reglamento la afirmación de una propuesta, pero en la sesión del martes pasado, la del 17 del mes en curso, se hizo a la vista gorda cuando la mayoría de los diputados despidieron al diputado Chacón Arcos.

Es obvio que Filiberto Martínez Méndez carece de humildad, aun conserva su atroz e infame conducta de taxista de Playa del Carmen, no olvida sus ratos de barbaján, pero no es tonto, sabe con quién se pone a las patadas, es más fácil agarrar de “pavo” a un “Pájaro” que a un “Navegante”

Más que extraviado el diputado de MC, Luis Roldan Carrillo 

En verdad no se qué pecado estamos pagando los quintanarroenses por tener que aguantar y mantener a un  diputado como Luis Fernando Roldán Carrillo, ya que este representante de Movimiento Ciudadano no da una a favor de enaltecer el quehacer legislativo.

Después de un año y medio de trabajo, por fin hoy tomó la tribuna para presentar una iniciativa aceptable, y decimos esto porque pretender darle cobijo en Quintana Roo al ilustre y bien ponderado escritor Octavio Paz, pero no como él pretende.

Pero no compartimos la propuesta de poner el nombre del embajador literario mexicano en la sede del Poder Legislativo, porque se presume que ahí sólo entran personajes que dieron su vida por Quintana Roo e instituciones de prestigio.

Ahora usted propone a Octavio Paz, pero quizá mañana también hagan lo propio con la campeona mundial de atletismo, Ana Guevara, con la pesista chetumaleña, Carolina Valencia o con el reconocido futbolista, Hugo Sánchez Márquez.

Entonces diputado, analice, piense, medite y se dará cuenta que su petición se encuentra en fuera de lugar, pero ánimos, que su petición no claudique, tal vez en el museo de la cultura maya se pueda grabar en una sala de lectura el nombre del memorable Octavio Paz Lozano, pero no creo que sea sano incluirlo en el recinto de Punta Estrella.

A “picotazos” agarra el «Pájaro» Jiménez a Trinidad García Arguelles

La comparecencia o no del secretario de educación, Alberto Alonso Ovando, sobre una posible modificación de la entrada de los alumnos a la escuela, sólo fue el punto que necesitaban ambos diputados para soltar metralla sobre sus verdaderos intereses que persiguen como políticos.

Como lo expresa la vox populi, el diputado del Panal, Emilio Jiménez Ancona pretende, aspira y sueña con ser presidente municipal de Lázaro Cárdenas y se aferra a tal anhelo, mientras que la panista, María Trinidad García Arguelles, quiere repetir como alcaldesa.

En este primer raund, los jueces dieron el triunfo al “pájaro” Jiménez, porque, efectivamente, él debió dar el visto bueno a la comparecencia del titular de la SEyC, ya que él preside la Comisión de Educación.

El director de la biblioteca legislativa, es un monumento a la deslealtad?

Sin que nadie se imagine ni se cuestione la importancia de los archivos históricos y el enorme gasto que representa mantener una biblioteca que nadie conoce ni visita, un abogado más del Congreso del Estado duerme todos los días con los sueños de grandeza de los tiempos de gloria, cuando era un intocable vividor de la nómina oficial extraño pasajero del Tribunal Electoral en años que ya nadie recuerda. 

Este abogado que despacha casi todo el día desde un bufete privado, pero que se ostenta como el flamante director de la biblioteca “Luis de la Hidalga” del Congreso del Estado, no ha podido en más de doce años brindarle a la sociedad quintanarroense ningún beneficio en el ramo que le corresponde

Basta visitar esa biblioteca para sentirse en un  cementerio de libros y en una zona del silencio donde los burócratas duermen o se la pasan jugando  con el celular para matar el tiempo, eso sí a cargo de la nómina.

El poderoso director de esa biblioteca que se están comiendo las termitas o la humedad casi nunca visita su oficina, no sabe redactar oficios ni sabe por la cual está ahí, sólo lo recuerda cada quincena cuando revisa si ya le depositaron su salario sin que hasta el momento haya rendido cuentas a nadie.

¿Es tan inútil o tan pusiláme Luis Buenfil Carrillo como para no llamar la atención por su parasitismo y un admirable cinismo que a más de uno de sus compañeros  ha llegado a causar envidia?

En tiempos de austeridad y reacomodos el Congreso del Estado urge revisar el caso de este abogado zángano y su séquito de colaboradores. Ya volveremos el tema, pues entre sus archivos, rendición de cuentas y austeridad, el Congreso del Estado necesita servidores públicos comprometidos con  la sociedad y no con su bolsillo.

Vaya monumento a la deslealtad la que constituye el flamante abogadillo Luis Buenfil

Notas relacionadas

Restriegan a Juan Carrillo su faceta de porro

El Punto Sobre la i

Cancún, el parteaguas político de 2016?

El Punto Sobre la i

El “Chanito” Toledo rodeado de enemigos?

El Punto Sobre la i

La mesa directiva del Congreso sin seriedad, llena de ocio

El Punto Sobre la i

Las diputadas Perla Tun y Berenice Polanco se “mastican pero no se tragan”

En enero “fuga” de diputados?

El Punto Sobre la i