Valladolid.- “El Jesús en la boca” es el pan de cada día de vecinos de la calle 60 entre 31 y 33 del fraccionamiento Flamboyanes, ante el temor de que alguna persona resbale y no solo se golpee, sino que se electrocute y le suceda algo mayor, de caer en un registro sin protección de la CFE que se encuentra en la banqueta de la vía.

Los vecinos piden a la paraestatal tomar cartas en el asunto antes de que ocurra alguna desgracia, pues en el registro sin tapa se encuentran cables de energía eléctrica.

Literalmente, por esta situación las personas tienen que bajar a la vía para seguir su paso, con el consecuente peligro de ser arrollados por algún vehículo, pues, además del hueco con cables, a un costado se encuentra una caseta de Telmex.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí