728×90

El comité Pro-Defensa de los límites de Quintana Roo es un negocio personal de “la pelusa” Villanueva?

Tal parece que el verdadero interés del Comité Pro-Defensa de los Límites de Quintana Roo, en especial de su presidente Luis “La Pelusa” Villanueva, no es recuperar la porción de tierra que indebidamente nos quitó Campeche con la creación del municipio de Calakmul, sino la de continuar gozando de las canonjías que reciben por parte del Gobierno del Estado y Poder Legislativo.

Más de 17 años han transcurrido desde que un puñado de “chetumaleños de buena madera” decidieron organizarse para defender la causa, pero desde hace ocho años que Luis “La Pelusa” Villanueva equivocó el rumbo al convertir al Comité en una oficina gubernamental alterna, es decir, auto crearse una fuente de empleo donde, obviamente, él figura como su “presidente” o “director”.

Y no se puede calificar de otra manera al Comité Pro-Defensa, porque desde principio del mandato del ex gobernador, Félix González Canto esta organización, dizque social, recibe dádivas por parte de la extinta Secretaría de Hacienda, hoy Secretaría de Finanzas y Planeación.

No estamos en contra de que el Comité reciba apoyos, sólo cuestionamos la soberbia actitud asumida por “La Pelusa” Villanueva, quien durante el sexenio de Joaquín Hendricks Díaz despotrico contra el ex gobernador por el simple hecho que éste no se prestó a sus chantajes de entregar un apoyo mensual al grupo social, actitud que únicamente puso de manifiesto la honorabilidad del citado servidor público.

Pero desde el 2006, a principio de la gestión del ex mandatario González Canto, el Comité, en especial “La Pelusa” Villanueva, recibe apoyo económico por parte del Gobierno del Estado y en especie de la XII Legislatura del Congreso del Estado, aprovechando que el presidente de la Gran Comisión era el chetumaleño Manuel Valencia Cardín.

Desde ese entonces, “La Pelusa” Villanueva dio muestra de su ambición por tener una vida de funcionario de primer nivel, a tal grado de solicitar y recibir apoyo para montar una oficina del Comité Pro-Defensa, una secretaria que paga el Congreso del Estado y además, un vehículo que utiliza para su uso personal.

Es una vergüenza para los quintanarroenses, incluidos varios de los que hace 17 años decidieron apoyar la causa, lo que hace “La Pelusa” Villanueva quien además de perpetuarse como presidente vitalicio del Comité, ha equivocado el rumbo y en lugar de luchar para que los quintanarroenses recuperemos la franja territorial se dedique a disfrutar de los recursos económicos que recibe por parte del Gobierno del Estado.

En verdad que es una lástima para todos quienes confiaron en la honorabilidad de los representantes del citado Comité, pero en especial de su presidente “La Pelusa” Villanueva, porque se sienten defraudados.

Estamos seguros que si viviera don Antonio Handall -ese que si era un verdadero luchador social y promotor deportivo-, ya hubiera renunciado a formar parte del multicitado Comité, así como han hecho grandes hombres que han forjado la historia de Quintana Roo, porque simple y sencillamente no comparten o toleran las acciones emprendidas por “La Pelusa” Villanueva.

En fin, la culpa no es del indio sino de quien lo hace compadre, en este caso del Poder Ejecutivo y Legislativo que mantiene a un zángano.

 

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: