El Punto Sobre La i
Invitado

Carlos Joaquin violenta la Ley Orgánica de la Administración pública en Quintana Roo

Chetumal.- A más de 4 años como encargada del despacho, Rocío Moreno Mendoza se ha enraizado en la posición, al no poder ser ratificada a nivel de Secretaría, debido a que incumple la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de Quintana Roo, la cual indica que deberá “Ser nativo o nativa de la entidad o tener residencia efectiva no menos de cinco años en el Estado”, evidenciando el proteccionismo del mandatario para mantener a una insípida funcionaria en un puesto tan delicado como la SEDESO.

Y es que pese a que en la euforia de su campaña en 2016, el discurso de Carlos Joaquín González, se pronunció una y otra vez sobre las líneas de encabezar un gobierno sensible, diferente, de puertas abiertas y cercano a la gente, a estas alturas de su administración se confirma que sus pronunciamientos solo fueron anzuelos para “pescar”votos electorales que le permitieran alcanzar el poder.

Y es que la realidad es otra, muy diferente a lo que una gran mayoría de ciudadanos creyó que cambiaría al momento de depositar su voto de confianza en las urnas para convertir a Carlos Joaquín en Gobernador del Estado, y terminar con aquel régimen priísta que tanto pisoteó e hirió a los más desprotegidos. Sin embargo, a estas alturas, es contrastante cuando se perciben por las calles gestos de decepción por el “gobierno del cambio”, y más triste aún, oír la expresión generalizada del pueblo aquella frase tan lastimosa en el sentido de que “estábamos mejor cuando estábamos peor”.

Y es cierto, con justa razón. Se ha vuelto inaceptable como el Gobernador del Estado ha consentido la inoperatividad de ciertas dependencias cuyo papel es preponderante para los sectores más endebles de la población, donde el desempeño bueno o malo, hace fuerte o en consecuencia tambalea a un gobierno.

Tal es el caso de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESO) del Gobierno del Estado de Quintana Roo, a cargo de Rocío Moreno Mendoza, quien el pasado 12 de enero 2018 fuera designada por el gobernador Carlos Joaquín como encargada del Despacho, luego de que su titular, el otro eterno perredista Julián Ricalde Magaña, abandonara el gabinete estatal para atender asuntos personales.

Esta mujer, luego de ser Coordinadora de Gabinete de Carlos Joaquín, aterrizó a la dependencia para darle un “nuevo rostro” a la SEDESO, sin embargo, su llegada sólo sepultó en ruinas el resto que quedaba, ya que a pesar de contar con una “supuesta” preparación y trayectoria obtenidos por los cargos que ha tenido, es evidente que la “maestra” hundió a porrazos la dependencia encargada del diseño de políticas públicas de atención y desarrollo de tipo social.

Moreno Mendoza se convirtió en “sopla oídos” del gobernador Carlos Joaquín, revelándose como el segundo personaje con mayor influencia en las decisiones del ejecutivo, sólo por debajo de Juan de la Luz Enríquez Kanfachi, perteneciente, como ella, al denominado “Grupo Tepito”.

Sin tener arraigo e identificarse con las causas sociales de los sectores más sensibles, Rocío Moreno convirtió a la SEDESO en botín, desprendiéndose el rostro humano que tanto requiere la dependencia. Y es que los ciudadanos acusan de que los apoyos fluyen a cuentagotas, mientras otros solo han recibido a diestra y siniestra malos tratos o encontrado la puerta cerrada a doble candado, ya que quien dirige a la institución adoptó una actitud elitista.

No obstante, se ha valido del cobijo del gobernador para dictar órdenes desde la SEDESO, incluso a otras instancias estatales, demostrando su poderío y enviando un mensaje de que cuenta con la palmada al hombro del inquilino de Palacio de Gobierno, ubicado sobre la Av. 22 de enero en Chetumal.

Tan es así que la Secretaría de la Controlaría de Quintana Roo (SECOES), al frente de Rafael del Pozo Dergal, no ha hecho ninguna investigación, menos alguna recomendación en torno a este irregular nombramiento, cruzándose de manos y probando que se encuentra a las órdenes del “jefe mayor”. De igual forma, la XV y XVI Legislatura del Congreso del Estado, se han postrado a los intereses del mandatario, sin que ningún diputado haya asumido el tema, reafirmando que no hay oposición en las fracciones parlamentarias.

Actualmente este personaje ha lucrado con la pandemia, luciéndose como “heroína” por los programas de ayuda alimentaria entregados durante la emergencia sanitaria, no así, embolsandose cuantiosas cantidades de recursos en la adquisición de insumos y demás, siendo lo que a “ojo de buen cubero” más sobresale durante su paso.

Este día, de nueva cuenta el Consejo Ciudadano de Chetumal exigió a los diputados a revisar y legislar sobre una petición entregada meses atrás a la Oficialía de Partes del Congreso de Quintana Roo, donde presentaron una iniciativa para establecer 10 años de residencia para los funcionarios que busquen ocupar un cargo público en el gobierno estatal.

Entonces luego, mientras las inconformidades persisten, vaya que Carlos Joaquín tiene de consentidos a consentidos, y lo lamentable es que en este caso, la protegida se encuentra en una posición intocable de pie como una verduga que tanto daño ha hecho al pueblo más castigado y necesitado, sin dar los resultados esperados y que tanto demandan los quintanarroenses.

Notas relacionadas

Entre Mentiras Y Traiciones El Pan En Quintana Roo Se Despedaza

El Punto Sobre la i

El PRI allana el camino a sus “gallos” para el 2015

El Punto Sobre la i

Hablando de mujeres y traiciones

El Punto Sobre la i

Deja un comentario