728×90

Aspirantes a la gubernatura de quintana roo buscan “padrinos”

Conscientes que la elección del candidato del PRI a la Gubernatura de Quintana Roo para el 2016 se definirá desde el centro del país, los aspirantes a ocupar la silla que dejará vacante Roberto Borge Angulo se mueven para encontrar padrinos en la cúpula nacional del partido o de la gente cercana del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Aun cuando restan dos años para celebrar los comicios de julio del 2016, el ajedrez político en la entidad se mueve a máxima velocidad, en buena medida empujado por las elecciones federales del 2015, donde se elegirán a tres o cuatro diputados federales (todo depende si se autoriza un IV Distrito) y que, seguramente, cuyos resultados electorales no influirán para incrementar, restar o suplir a quienes ya integran la lista para la “grande”.

Mientras que en la inercia política nacional suena con mayor insistencia que el hoy senador de la República, Jorge Emilio González, mejor conocido como el “niño verde”, podría ser el candidato a la gubernatura por Quintana Roo es una posible alianza de facto entre el PRI-PVEM y Panal, los grupos políticos y económicos del PRI en la entidad encendieron motores y enfilan baterías para librar la “madre de todas las batallas”.

En la actualidad, estos son los escenarios:

Carlos Joaquín González: El hoy subsecretario de la Secretaría de Turismo (Sectur) cuenta con el apoyo irrestricto de su medio hermano, Pedro Joaquín Coldwell (secretario de energía); de la titular de la Sectur, Claudia Ruiz Massieu y del grupo que encabeza el secretario de economía, Luis Videgaray.

Eduardo Espinosa Abuxapqui: El presidente municipal de Othón P. Blanco se ha convertido en la segunda opción del grupo de los “Joaquín” por su amistad con el Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell; es respaldado por el presidente de la dirigencia nacional del PRI, César Camacho Quiroz, quien fue su compañero de bancada en la diputación federal; es incondicional del ex Gobernador, Joaquín Hendricks Díaz y es de los políticos del momento que podría impulsar Roberto Borge Angulo.

Mauricio Góngora: El presidente municipal de Solidaridad representa la continuidad del grupo del ex gobernador, Félix González Canto; tiene el aprecio de los empresarios de la Riviera Maya; es de los pocos servidores públicos que goza de la confianza del gobernador Roberto Borge Angulo.

Freddy Marrufo Martín: El presidente municipal de Cozumel es la segunda opción del ex gobernador, Félix González Canto y su fuerza política radica en ser la sangre joven del grupo cozumeleño, es decir, quienes ostentan el poder en la actualidad.

Paul Carrillo de Cáceres: El alcalde de Cancún es la primera opción del gobernador en turno Roberto Borge Angulo, pero para su mala fortuna los tiempos no lo ayudan ya que no posee años en la política y su actual encomienda no le ha permitido construir una sólida figura; su único impulso podría ser si obtiene la confianza del Secretario de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong que anda armando su equipo para contender por la presidencial en el 2018.

José Alberto Alonso Ovando: El “utility” del ex gobernador Félix González Canto y del hoy mandatario Roberto Borge Angulo goza de una envidiable posición como titular de la Secretaría de Educación y Cultura (Seyc) para crecer políticamente, de manera especial, en la zona centro y norte de la entidad donde poca gente conoce su trayectoria, empero su peor enemigo es él mismo.

Este es el actual escenario político de Quintana Roo y en cuyo juego político bien vale recordar lo acontecido a finales del año de 1998 cuando el ex gobernador Mario Villanueva Madrid había preparado a sus dos alfiles (Jorge Polanco Zapata –senador en aquel entonces- y Joaquín González Castro –presidente del Tribunal Superior de Justicia-) para dejar al sucesor, pero al final de cuentas ninguno de los dos resultó ungido.

Mucho menos la también senadora Addy Joaquín Coldwell, quien era impulsada por el presidente, Ernesto Zedillo Ponce de León. Fue Joaquín Hendricks Díaz quien se sacó la rifa del tigre sin comprar boleto, quien como diputado federal se encargó de hacer amarres con los diversos grupos políticos del centro del país.

Hoy, dos sexenios después, la historia podría repetirse en Quintana Roo debido al retorno del PRI a la Presidencia de la República.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: