Desde El Fuerte…

“No vamos a permitir que esas zonas sean operadas por personas o agrupaciones ajenas al Ejido, al municipio y al Estado, por eso estamos haciendo nuestra parte para la preservación de nuestro medioambiente; contamos con colaboradores expertos forestales y biólogos y sobre todo con ejidatarios que por años han manejado nuestros recursos naturales, por eso no vamos a permitir que vengan a decidir qué hacer en nuestras tierras”.
Luis Chimal Balam, presidente del Comisariado Ejidal de Bacalar

¡Desarrollo ya!

Por José Luis Barrón
Con la apertura al diálogo del delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Margarito Molina y del titular de la Secretaría de Turismo (SECTUR), se abre la esperanza que de una vez por todas los proyectos turísticos y económicos del Ejido de Bacalar detonen favorablemente para la creación de fuentes de empleo (que tanta falta harán cuando pasé la contingencia sanitaria por el Covid-19), tanto para ejidatarios como para habitantes del décimo municipio, lo que se ha buscado con tanta insistencia ante funcionarios corrompidos desde hace muchos años, confió el presidente del Comisariado de ese núcleo agrario, Luis Chimal Balam.

Entrevistado al respecto, el líder agrario aseguró que “hay más confianza, hay más entendimiento y avances tras dialogar con el señor Torruco Marqués en México y le expusimos nuestro plan de trabajo y nuestras propuestas que queremos para la operación de la Zona Arqueológica de Ichkabal y desmentimos que el Ejido tenga como único objetivo enriquecerse. eso es pura mentira, lo que queremos es un desarrollo sostenible en nuestros espacios que por derecho nos corresponden para trabajar”.

Y en ese sentido, Chimal Balam explicó que se pretende “la operación del parador turístico que contempla el estacionamiento, cafetería, restaurante y solicitamos placas de transporte tanto federales como estatales y el cobro de entrada a la Zona Arqueológica sabemos que no nos corresponde y que van a la Hacienda federal, estamos de acuerdo con eso; el trato ha sido muy diferente con el nuevo delegado del INAH quien también está de acuerdo con nuestras propuestas y vamos por buen camino ahora sí; en tanto dichas en coordinación con las dependencias buscamos gestionar recursos para darle una buena limpieza a la zona porque todo se detuvo con la pandemia”.

Los contras del PROTUR

En cuanto al tema de la intentona de los titulares estatales de Turismo (Sedetur), Marisol Vanegas y de Ecología y Medio Ambiente (SEMA) Alfredo Arellano Guillermo de revivir la posibilidad de establecer una Área Natural Protegida (ANP) en el Sur del Estado, el presidente del Comisariado Ejidal de Bacalar aseveró categórico: “Nosotros siempre hemos estado en contra de un ANP porque nos perjudican en la laguna, nos perjudican gran parte del Ejido e incluso hasta Ichkabal, el aserradero, nuestra Unidad de Manejo Ambiental, nuestra torre de avistamiento de aves, vendrían a parar todo lo que hemos logrado a través de los años por sí solos y no es justo que gente extraña venga a decidir qué hacer con nuestras tierras”.

Por lo que también han manifestado cierto rechazo al “Programa de Gestión Común para el Uso Turístico en la Laguna de Bacalar, Quintana Roo” (PROTUR): “Estamos totalmente de acuerdo con medidas de preservación del medio ambiente, definitivamente, pero no estamos de acuerdo que hagan proyectos a su antojo sin tomarnos en cuenta, que nos digan acá está el mapa donde puedes hacer y donde no puedes hacer en nuestros propios espacios son de ustedes, nosotros sabemos cómo cuidar nuestras riquezas”, aseveró Luis Chimal.

Bajo ese contexto, el equipo científico del Ejido Bacalar realizó 14 observaciones tras analizar el PROTUR que consta de 116 cuartillas y de las que destacamos las siguientes:
_ Dado que el Ejido Bacalar es territorialmente el área de influencia de la laguna y son los poseedores legítimos de la tierra donde conservar o desarrollar (50 mil hectáreas aproximadamente) ¿Por qué no se seleccionó como parte del comité que integró esta iniciativa? No como invitados participantes a los que se les reconoce la participación como mero listado protocolario, pero como actores clave en el mismo.
_ Si el ejido Bacalar decide ya no otorgar tierras, no hay desarrollo, si decide desarrollar y detonar de manera completa toda su superficie, no importa lo que hagan en la laguna, la dinámica ambiental de la zona, de lo que el ejido determine en su zona de influencia, va a determinar.

_ El Ejido tiene sus propias iniciativas de conservación y desarrollo sustentable que no fueron incluidos en el documento, dado que el nivel de “participación” que se le concedió no incluye lo que el Ejido está realizando por su cuenta como dueño de la zona de influencia y responsable de la conservación o no de los ecosistemas en la zona de recarga y de escurrimientos.

_ Página 10, debería resaltarse que la comunidad de Salamanca (Menonitas) impulsa actividades de desmonte, producción de leña, uso de agroquímicos.

_ Es una visión unilateral de turismo, algo similar a lo que sucede en otras zonas del estado. Planificar sin considerar que solo una pequeña fracción de los habitantes de la zona se dedican al turismo. Su FODA plantea elementos desarticulados que no se resuelven unos con otros, tiene una visión desarticulada (página 30 a 32).
_ En general es una carta de Zonificación basada en buenas intenciones, sin aparente fundamento técnico y científico, al menos no lo proporcionan y que lejos de contribuir a la planeación y reducción de impactos va a crear un caos en términos de cumplimiento (lo que se traduce en corrupción).

_ Se requiere fundamentar mejor el modelo Límite de Cambio Aceptable (LCA) y Capacidad de Carga (CC) y de evitar la visión academicista.

Por lo que periodísticamente concluimos que el PROTUR, básicamente sugiere que sea una organización o una dependencia ajena a los verdaderos propietarios que opere la zona, lo mismo que pasa con las ANP’s del Estado y demuestra, como dijera Benjamín Lome “Capitán Memo”, lanchero con más de tres décadas conviviendo de manera cotidiana con la Laguna de los 7 Colores: “Esos científicos no tienen la menor idea de cómo se mueve la vida en nuestra laguna y en nuestras tierras y quieren venir a imponernos reglas totalmente fuera de lugar”.