La presidenta municipal de Othón P. Blanco, María Luisa Alcérreca Manzanero, rindió su Segundo Informe de Labores.

Destacó con cifras «maquilladas» que en dos años de gestión se lograron diversos objetivos en beneficio de la población.

Pues tras recibir una administración municipal en quiebra, se implementaron políticas de austeridad que permitieron margen de maniobra financiera.

Durante su exposición, la presidenta municipal de Othón P. Blanco afirmó que en el ultimo año se apoyó a más de mil productores rurales.

Asimismo, se entregaron acciones de salud en las alcaldías del municipio.

El refinanciamiento de la deuda pública de Othón P. Blanco, correspondiente a 320 millones de pesos, redujo a tasa de 2.49 por ciento.

Aunque heredará deudas y conflictos a su sucesor Hernán Pastrana Pastrana.

Entre ellos destacan 30 millones de pesos de deuda a proveedores.

Asimismo, un millón 500 mil pesos al Sindicato de Volqueteros Caja Roja pendientes por solventar.

Por incumplimiento en el pago, no hay servicio de recoja de basura desde hace meses en Chetumal.

Casi mil 500 trabajadores, entre policías, bomberos, trabajadores de Servicios Públicos, por mencionar algunos, no reciben compensaciones desde hace tres meses.

Los 300 jóvenes estudiantes becados por el Ayuntamiento dejaron de recibir los pagos desde hace tres meses.

En la parte baja del Palacio Municipal integrantes de Antorcha Campesina mantienen un plantón por la falta de regularización de sus predios.

El H. Cuerpo Bomberos solo cuenta con una pipa y una ambulancia.

La Dirección de Seguridad Pública Municipal opera con recursos limitados.

Las patrullas con medio tanque de gasolina.

Esos pendientes serán heredados al presidente electo de Othón P. Blanco, Hernán Pastrana Pastrana.

Esto mermará las posibilidades de Alcérreca Manzanero, de contender, en partido político todavía no definido, por la candidatura a diputación local.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí