Nohsuytun, Valladolid.- Angustiado y esperanzado en que alguna autoridad le ayude para que pueda reparar su vivienda, se encuentra el señor, Pedro Celestino Dzib Poot, habitante de Nohsuytun, quien hace dos semanas fue víctima de un gran remolino que impactó a su comunidad”.

Según Dzib Poot, el fenómeno de la naturaleza se presentó de manera repentina, y al pasar sobre su vivienda destrozó y desprendió las láminas de fibrocemento del techo y ocasionó cuarteaduras en las paredes.

“Gracias a Dios mi hija que se encontraba en el interior en el momento en que ocurrió, logró salir y evitar que le pasara algo”, dijo.

Comentó que ante la situación se redujo el espacio en donde duermen, y en la cocinita que les quedó tuvieron que acomodarse todos.

“Ojalá y alguna autoridad pueda apoyarme a reconstruirla para que con mi familia podamos vivir con la comodidad de antes; deseo y tengo la esperanza en que alguien lo hará”, concluyó.