El Punto Sobre La i
Búho legislativo

Suemy Fuentes desaprovecha su suerte, 4 meses como “diputada de relleno”

Consideramos que 129 días, es decir 4 meses con 9 días, es un lapso más que suficiente para que cualquier humano demuestre resultados sobre el trabajo que desempeña, pero hay excepciones y una de estas la encarna la diputada de la XIV Legislatura del Congreso del Estado, Suemy Graciela Fuentes Manrique, la mujer que heredó el curul que dejó vacante José Luis Toledo Medina el pasado lunes 12 de enero.

Es cierto que son varios diputados de la actual legislatura que están “pasando de noche”, además de la citada podemos agregar a Martín de la Cruz, Mario Machuca, Pablo Lemmen Meyer, Luis Fernando Roldán Carrillo, Sergio Bolio, Luis Ross Chale, Javier Briceño, Juan Carlos Huchin, Juan Manuel Herrera, Irazú Sarabia, entre otros, pero en esta ocasión nos abocaremos en analizar la pobre, escasa y mínima aportación de la hermosa Suemy Fuentes.

El jueves próximo, 28 de mayo, concluye el actual y tercer período ordinario de sesiones y desde aquel lunes 12 de enero –fecha en la que rindió protesta como legisladora-, Suemy Fuentes no ha propuesto iniciativa, punto de acuerdo o algo por el estilo, únicamente ha hecho acto de presencia en el recinto de “Punta Estrella” a fin de recibir su respectiva compensación, sus gasto de representación y vales de gasolina

La estrategia de Suemy Fuentes, esa de nadar de “perrito”, de hacer como que la virgen la llama, de sonreír para la foto, de levantar la mano para todo lo que proponen sus colegas, de tomar como pasarela los pasillos del Congreso del Estado e incluso, de burlarse de quienes la abordan en busca de un apoyo, es muy parecida, para no decir similar, a la que tienen el diputado Filiberto Martínez Méndez.

La realidad es que a Suemy Fuentes quedó grande la figura de diputada suplente, no se ve por donde pueda cumplir con la enorme responsabilidad que confirió el pueblo de Solidaridad a ella, obviamente a través de “Chanito” Toledo, a  tal grado que está desaprovechando la enorme oportunidad de servirles, no aprovecha las 24 horas de todos estos valiosos días.

En verdad que resulta difícil referirse a Suemy Fuentes como diputada suplente de José Luis Toledo Medina, porque no ha hecho nada por ganarse ese enorme privilegio, ni siquiera ha promovido de manera conjunta algún exhorto o algo por el estilo.

 Entonces estimada Suemy Fuentes, creo que hasta el día de hoy y hasta que presente alguna iniciativa la podré llamar SEÑORA DIPUTADA o DIPUTADA SUPLENTE, mientras tanto será la “DIPUTADA DE RELLENO”.

 Si ven al diputado Pablo Lemmen Meyer, avisen por favor

¡Extra, extra!, el honorable congreso ciudadano  de Quintana Roo ofrece una recompensa nutrida de más varios ceros a quien dé señales del paradero del diputado Pablo Fernández Lemmen Meyer, quien desde meses atrás se perdió camino a Palacio Legislativo.

Informes de familiares, amigos, hasta con quienes compartió la última borrachera,  aseguran que el joven y apuesto “Pablito” salió de su domicilio con la “desinflada intención” de cumplir la encomienda ganada a pulso a través de una plurinominal, pero a la fecha nadie sabe dónde extravió el camino.

Incluso hay quien asegura anda cumpliendo su papel de “chalan” con el candidato a diputado federal por el tercer distrito, Remberto Estrada Barba, a quien le debe más que la chamba como diputado.

Como viles chismosas, varias líderes de colonia argumentan que el apuesto diputado no ha podido llegar a Chetumal a las sesiones porque su “nave” se quedó sin gasolina, debido que todos los dineros de las gestiones y los vales de gasolina  se los entrega a su “patrón y pareja” (de partido), para que éste abastezca a los vehículos que utiliza en campaña.

Como señas particulares “viste, peina y calza” igual que Remberto, y se hace pasar por legislador para cobrar un jugoso salario y demás prestaciones a cambio de sus ya excesivas ausencias al Recinto Legislativo.

¡Cuidado!, si usted llega a verlo, no llame inmediatamente, ni mucho menos intente decirle que regrese, porque al igual que en todo Quintana Roo en el Congreso del Estado nadie lo quiere.

Una legislatura técnica-política?

Aun cuando por su propia naturaleza e historia la honorable Cámara de diputados de Quintana Roo es considerado el “semillero político” del Estado, en la práctica ha existido legislaturas que han entregado resultados más técnicos que políticos.

En la actualidad, en la primera mitad del camino que tiene recorrido la XIV Legislatura ha predominado el trabajo técnico, se han fortalecido los sistemas, creado leyes y adecuado reglamentos para garantizar un mejor bienestar de los quintanarroenses, pero se presume que la recta final, que inicia en septiembre próximo, el principal motor legislativo será el tema político.

 Para empezar en  el segundo periodo ordinario de sesiones del segundo año de ejercicio constitucional, Pedro Flota y compañía tendrán que hacer frente a la reforma político-electoral, misma que deberá esta “limpia y planchadita” antes que finalice el 2015.

Además, dentro la agenda legislativa quedan teman netamente políticos, en su mayoría todos relacionados y encaminados sobre el proceso electoral del 2016 donde estarán en juego las diez presidencias municipales, la gubernatura y las 25 diputaciones.

Las condiciones están dadas para ver buenas negociaciones que puedan hacer los partidos políticos con el PRI, pero de antemano auguramos que serán fructíferas, porque hasta ahora las diversas fuerzas políticas representadas en el Congreso del Estado, llámese PAN, PRD, PT, PVE, Panal, MC y PT, han mostrado disposición por alcanzar acuerdos.

Sin duda la operación política que haga, o ya hizo, Pedro Flota con el petista Hernán Villatoro, con el perredista Jorge Aguilar Osorio, con el aliancista Emilio Jiménez Ancona, con el de Movimiento Ciudadano Luis Fernando Roldán Carrillo, con el verde de Pablo Fernández Lemmen Meyer y la panista, Perla Cecilia Tun Pech, rendirán grandes frutos que estarán en la mesa electoral de junio del 2016.

La diputada Irazú Sarabia anda perdida con el síndrome de Prader Willi

En verdad que es digno de reconocerle a los integrantes de la XIV legislatura haber aprobado el acuerdo a fin de exigir que la Secretaría de Salud certifica y capacita a personal para atender el creciente problema del síndrome de Prader Willi, pero también hay que subrayar que no todo es miel sobre hojuelas, como presume o piensa la diputada-presidenta de la comisión de salud y asistencia social, Irazu Marisol Sarabia May.

Simple y sencillamente la diputada debe conocer la magnitud de semejante acción, porque presumo que no sabe ni pio del tema de salud que se vive en Quintana Roo y mucho menos de asistencia social.

Irazú propuso citado punto de acuerdo, mismo que contó con el respaldo de sus colegas, incluso hasta los de oposición, pero desconoce cómo repercutirá en el futuro inmediato en Quintana Roo. Porque no sólo se trata que el Sector Salud avale certificar y capacitar a personal calificado para atender a estas personas que presentan el síndrome, sino de contar con las instalaciones adecuadas.

Entonces estimada y desinformada diputada, para empezar debería considerar solicitar la construcción de una clínica de neurología y neurocirugía, porque para que quiere capacitar personal si no cuenta con instalaciones para que trabajen.

Pero tales acciones son palabras mayores, son proyectos gigantescos que no sólo necesitan voluntad para construirlos, sino tonelada de recursos económicos que por el momento escasean en el gobierno estatal y federal.

Yo en su lugar, me abocaría en indagar los motivos por los cuales el Seguro Popular en Quintana Roo, de manera especial en Chetumal, no ofrece un buen servicio a sus derechohabientes, eso si se lo reconocería la sociedad y seguramente ganaría algunos votos para su ilusa carrera política que pretende hacer.

Una falacia el internet gratuito en la sede del Congreso del Estado

Tal parece ser que al director de informática del Congreso del Estado, Francisco Inés Albornoz Castillo, no le caía nada bien el ex presidente de la Gran Comisión, José Luis “Chanito” Toledo Medina, porque únicamente esperó que citado diputado pusiera un pie fuera del inmueble para boicotear el cacareado proyecto de internet gratuito legislativo.

En un verdadero dilema se ha convertido “colgarse” de la dizque señal abierta de internet que ofrece el Poder Legislativo, simple y sencillamente es imposible porque Albornoz Castillo y sus empleados (subdirectora y puros jefes de departamento) la cierra y sólo dan la contraseña a sus amigos cercanos.

Los pocos que logran acceder a la red tienen que pasar las de Caín e inmovilizarse en cualquier rincón para no perderla, porque de lo contrario, ya no acceden de nueva cuenta.

Es una lástima que citado funcionario del Poder Legislativo haga creer a sus jefes inmediatos ser el “súper hacker” o el “informático del año”, cuando en realidad sólo es un “chan” LAMEROSO.

Notas relacionadas

Judith Rodríguez dirigirá la Gran Comisión de la XIV Legislatura

El Punto Sobre la i

Irazú Sarabia la diputada de ornato. De adorno preside la Comisión de Salud porque no hace nada al respecto

El Punto Sobre la i

Diputados del PAN, PT, PVEM Y MC corroboran ser una farsa para la democracia en Quintana Roo

El Punto Sobre la i

Deja un comentario

Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.