Valladolid.- Pese al impacto brutal y intempestivo que se llevó cuando circulaba a bordo de su moto, Santos Mis, vive para contarlo.

El motociclista se disponía a cruzar la calle, tras cambiar la luz del semáforo en color verde, cuando fue embestido por un volquete cuyo conductor se pasó el alto.

Sin importarle el estado en que dejó a su víctima, el volquetero emprendió la huida sin pensarlo dos veces.

Mientras que Santos Mis, como si no le hubiera pasado nada, se levantó enseguida luego de volar por el aire y caer en el duro pavimento con todo y su vehículo.

En el lugar se presentaron paramédicos de la ambulancia de la policía municipal para valorar al lesionado, quien se encontraba ensangrentado en todo el rostro. Fue llevado al hospital general para una mejor valoración y atención, debido al fuerte golpe que se llevó.

Se sabe que minutos después fue localizado el responsable por el rumbo del parque del barrio de santa lucía, pero la aseguradora se hizo cargo del incidente.

El hecho ocurrió sobre la calle 38 por 40, del centro histórico de la ciudad, intersección que ha sido escenario de muchos accidentes y que, por lo mismo, ha sido «bautizada» como maldita.