728×90
Por segunda ocasión Carlos Joaquín alza la mano para la gubernatura

Por segunda ocasión Carlos Joaquín alza la mano para la gubernatura

Consciente que el actual escenario político luce mejor al que enfrentó a principio del 2010 cuando buscó sin éxito la candidatura del PRI a la gubernatura de Quintana Roo, el actual subsecretario de la Secretaria de Turismo (Sectur), Carlos Joaquín González, ha empezado a mover a sus simpatizantes de su proyecto a lo largo y ancho de los diez municipios de la entidad.

A pesar que su nombre sonó con fuerza para relevar a Félix González Canto, el menor de la dinastía de los Joaquín Coldwell no alcanzó la nominación que finalmente recayó en el hoy mandatario estatal, Roberto Borge Angulo. Sin embargo, aun a regañadientes, aceptó las negociaciones con el PRI y apoyó la causa.

A cambio de su “lealtad”, Carlos Joaquín obtuvo varias posiciones para gente de su grupo, como por ejemplo: las candidaturas de las presidencias municipales de Solidaridad (Filiberto Martínez) y Tulum (Edith Mendoza Pino), hoy detrás de las rejas acusada por malversación de fondos públicos. Así como diputaciones, como la del ex IV distrito electoral (Ribera del Río Hondo), donde puso a la hija del ex líder cañero, Nahum Fuentes.

También por su “lealtad”, el ex alcalde de Solidaridad y diputado federal en aquél entonces, fue invitado por el hoy Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para fungir como integrante del equipo de transición de su gobierno, motivo más que suficiente para ver la cercanía que goza el clan de los Joaquín Coldwell con EPN.

Aunque tal afecto quedó en tela de juicio al inicio de la administración federal porque a Carlos Joaquín no lo designaron director general del Fondo Nacional de Turismo (Fonatur), posición que quería. Al final fue nombrado subsecretario de la Sectur, una posición relativamente inferior a sus pretensiones, pero según gente cercana a él esto es pate de una estrategia mediática para evitar el desgaste de la figura del cozumeleño y avecindado por muchos años en la ciudad de Mérida.

(Cabe señalar que en medios nacionales se da como un hecho que la actual titular de la Sectur dejará la encomienda para irse como candidata del PRI a la Gobernatura de Guerrero y sería Carlos Joaquín quién ocupe la vacante).

Ahora, a más de seis meses del inicio de la administración federal y pasadas las elecciones locales, el grupo de huestes de Carlos Joaquín saltan a escena, han comenzado a sostener reuniones con grupos afines a ellos, con grupos de chetumaleños que no comulgan con la administración estatal e incluso hasta con personas que simpatizan con agrupaciones políticas ajenas al PRI.

Pero no se trata de un proyecto descabellado o fuera de lugar, porque este grupo lleva más de cuatro años trabajando para alcanzar la máxima posición del Poder Ejecutivo Estatal, incluso, si hacemos memoria podemos afirmar que en citado proyecto se encontraba apalabrada una alianza de facto integrada por la derecha (grupo de Gustavo Ortega Joaquín, Trinidad Guillén, Alicia Ricalde), izquierda (Gregorio Sánchez Martínez, Ventre Sifri, Domingo Flota) y de centro-derecha (PRI), como los aún alcaldes Carlos Mario Villanueva Tenorio, Aurelio Joaquín González y los ex comuneros, Filiberto Martínez Méndez y Edith Mendoza Pino; todos estos priístas habían integrado una mini-conaguito (en alusión a la Conago, la agrupación que integraron ex gobernadores durante el mandato de Vicente Fox Quesada para hacer frente al gobierno panista).

Hoy han vuelto por sus fueros todos estos actores políticos, aunque a decir verdad, una mayoría de este proyecto ha trabajado de manera sigilosa durante los últimos años, incluso, varios de estos, tienen mucha presencia en las colonias populares de la ciudad y en comunidades rurales.

Se podría citar nombres de personas que comulgan con citado proyecto, pero se omiten para evitarles problemas personales o laborales, pero muchos de estos forman parte de las estructuras de los municipios y de la administración estatal.

Así que mientras otros proyectos políticos con aspiraciones para contender por la gubernatura esperan “luz verde”, Carlos Joaquín ya desenterró el hacha de guerra y ha comenzado su peregrinar, porque está consciente que la elección del candidato del PRI será definida por la dirigencia nacional del PRI, pero con sus respectivas encuestas de posicionamiento.

Y aun cuando faltan dos años y once meses para celebrar las próximas elecciones locales en Quintana Roo, es seguro que además del proyecto de Carlos Joaquín existen otros proyectos que han empezado a fraguarse, pero lo hacen con la desventaja de no contar con una persona que a diario tiene contacto con el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, llámese Pedro Joaquín Coldwell. Incluso ni con la “bendición” del altar mayor de Quintana Roo.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: