Nadie extrañará al despreciable Andrés Ruiz Morcillo

0
393

“Porque dos opiniones son mejor que una”
Por Mario Castillo Rodríguez
Andrés Ruíz Morcillo, priista de hueso colorado pero traidor y despreciable hasta más no poder, deja hoy de disfrutar de las mieles que le brindaba el ser Secretario de Planeación y Desarrollo (Seplader); obviamente después de haber saqueado las arcas del ayuntamiento de Othón P. Blanco, y haber empleado a su parentela y la de su esposa, María Antonia Hernández, a quien por cierto muchos ingenuamente llaman “doña toñita”.

Es del dominio público el tremendo caos económico que dejó en las arcas del ayuntamiento capitalino que estaría de más enumerar toda una serie de abusos e irregularidades cometidos por el hoy desempleado funcionario.

Tampoco hay que olvidar los grandes desvíos de recursos cometidos por este deplorable personaje a su paso por la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), donde empezó su nefasta carrera política a la sombra del entonces gobernador Félix González Canto, quien hizo de él un gran político a pesar de su baja estatura como servidor público.

Un ejemplo de su rapacidad como titular de la CAPA fueron los recursos desviados que se destinaron a la adquisición de plantas para tratar el agua de sal y convertirla en agua para uso común, es decir potable y con la capacidad de ser ingerida por la gente, algo que jamás se hizo y nadie sabe y nadie supo donde fueron a parar esos millonarios recursos. Ni que decir de los privilegios que gozaban sus allegados y sus conocidas amiguitas de las que siempre ha gustado para dar rienda suelta a sus bajas y degeneradas pasiones.

Para Andrés Ruiz no hubo miserias en el gobierno de González Canto, siempre se sirvió con la cuchara grande desbordando de cinismo, y su peor osadía fue saquear junto con su retahíla de vivales las arcas municipales para después dejar el paquete a Carlos Mario Villanueva Tenorio (y no es defender la indefendible aclaro), con un simple “Ya es tu pedo”.

Si, esas palabras fueron las que dijo Ruiz Morcillo al alcalde capitalino en turno en el salón Bellavista el día que Villanueva Tenorio tomaba protesta como primer munícipe. Nadie me lo dijo, yo escuche y vi cuando cual Judas el defenestrado titular de Seplader daba un abrazo a Carlos Mario y apuntaba al pecho tras sacudirse las manos diciendo “Ya es tu pedo”.

Hoy, aunque algo tarde, la factura le está siendo cobrada como una muestra de que su actuación no fue la mejor sino por el contrario, y si gozo de cobijo en la actual administración fue porque así lo exigían los acuerdos políticos de la transición de poder, más no porque Andrés Ruiz Morcillo sea del agrado del gobernador Roberto Borge porque no es así, y con decisión tomada hoy por el Mandatario quintanarroense esto ha quedado más que claro.

A la casi la mitad del camino en el sendero de la gubernatura, Roberto Borge impone su política de trabajo y plasma su sello distintivo sacudiéndose los lastres que le fueron heredados para dar paso a una nueva etapa que le otorgue un digno cierre de gestión, y así como la de Andrés en las próximas semanas rodarán muchas cabezas, esas que no son redituables a las políticas públicas emprendidas por el Gobernador. Un gran acierto.

Moraleja: “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar; pon las tuyas a remojar”. O dicho sea coloquialmente: “Culos ala pared”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here