A medio sexenio y no asoman más “Borgistas”

152 0

Pocos, pero muy pocos, incluso se pueden contar con los dedos de la mano a funcionarios de la administración pública, presidentes municipales, delegados federales, diputados locales y federales que puedan presumir de ser “borgistas” o pertenecer al grupo cercano del Gobernador, Roberto Borge Angulo, principal premisa para continuar ascendiendo su carrera política.

A escasos días de ofrecer su III informe de gobierno, el principal problema que enfrenta Roberto Borge es no contar con un nutrido grupo de verdaderos amigos que hayan seguido su ritmo de trabajo o apoyen  como él hubiera querido que lo hicieran.

Por cuestiones políticas Beto Borge ha tenido que implementar varias cuestiones sobre el camino, hacer ajustes de personas ajenas a su proyecto político para garantizar que Quintana Roo continúe sobre el camino del crecimiento; De mantener a la entidad como el principal destino turístico de México, pero no como él quisiera, no como él lo tenía programado.

Porque el mandatario estatal traía grandes proyectos cuando ganó la gubernatura y que pulió en el inter de los casi ocho meses que tuvo para encabezar el Poder Ejecutivo, pero no los ha podido llevar a cabo en primera porque tuvo que cargar con los “políticos recomendados” y en segunda por tener que “pagar” facturas a los diferentes grupos económicos y sociales que ambulan a lo largo y ancho de los diez municipios del Estado.

A excepción del segmento turístico, Beto Borge sabe que tiene una enorme deuda con Quintana Roo porque los funcionarios encargados de hacer producir al campo, a los de incentivar al sector comercial, a los que deben fortalecer la industria textil, maderera, mielera, pesquera y cañera, le han fallado, no han entregado buenas cuentas.

Beto Borge sabe que a excepción de Isaías Capeline (gobernación), Rangel Rosado (vocero), Claudia Romanillos (Ipae), Eliezer Villanueva (hacienda), Fabian Vallado (Sedesol), Ángel Rivero (Sedesol), Pedro Flota (Pri), Raymundo Martín (diputado federal), Maritza Medina (diputada), José Luis Toledo (diputado), Martín Cobos (deportes), Fidel Villanueva (tribunal superior de justicia), Israel Radilla (Basura por alimento), José Alfredo Contreras Méndez (presidente municipal de Bacalar) y Manny Angulo (oportunidades), todos los demás funcionarios y representantes populares no forman parte de su equipo.

A la mitad de su mandato Beto Borge puede voltear hacia atrás y valorar quienes en verdad son gente suya, quienes son en verdad de fiar, con quienes podrá contar a la hora que se satanice la pugna por la elección del sucesor.

Hay muchos dizque servidores públicos comprometidos con el “proyecto Beto Borge”, pero no es cierto, solo argumentan para conservar la chamba, para seguir disfrutando de las prebendas del oportunismo y canibalismo político que en las últimas décadas han practicado los chetumaleños, como Javier Díaz Carbajal (economía), Rosario Ortíz Yeladaqui (oficial mayor), Manuel Valencia Cardín (secretario particular), Alberto Alonso Ovando (Educación), Cora Amalia Castilla (diputada), Andrés Ruíz Morcillo (conalep), Manuel Aguilar (ex diputado), Eduardo Espinosa (presidente municipal de OPB) y Jorge Manrique Centeno (Consejero-presidente del Ieqroo).

Beto Borge ya tuvo oportunidad de medir la capacidad de todos “sus funcionarios” en la pasada contienda local y tendrá un segundo ensaño a principio del próximo año con la elección federal, cauces más que suficientes para definir una vez por todas quienes en verdad están comprometidos con su proyecto y confiarles la madre de todas las batallas, la que se jugará el primer domingo de julio del 2016.

Related Post

Mujeres al poder

Posted by - febrero 15, 2016 0
INE rompe con hegemonía de los hombres para las candidaturas Jesús Pérez Chetumal.- El Acuerdo INE/CG63/2016 aprobado en días pasados…

Deja un comentario