María del Socorro Olvera Maltez; un lastre en el cuerpo de regidores de OPB

340 0

*La otrora líder de colonia no sabe siquiera donde está parada

Ocupando un cargo que obtuvo gracias al intercambio de favores políticos, la hoy regidora capitalina María del Socorro Olvera Maltez, presidenta de la Comisión de Rastros, Mercados y Panteones desconoce a plena luz sobre lo que acontece en el municipio capitalino, al menos en lo que a su encomienda corresponde.

En diversas ocasiones cuando se le ha entrevistado por este medio de comunicación dice desconocer el tema, y un ejemplo fue el día de hoy cuando fue cuestionada respecto al avance que llevan la recuperación de locales comerciales de los cuatro mercados existentes en la ciudad, mismos que se encuentran en abandono o utilizados de manera incorrecta; donde dijo que esta es una acción que aún está en análisis, cuando en este mismo medio de comunicación publicamos en días anteriores una nota titulada “En marcha recuperación de locales comerciales en los mercados de OPB” (http://elpuntosobrelai.com/en-marcha-recuperacion-de-locales-comerciales-en-los-mercados-de-opb/), donde personal de la Dirección Jurídica de ayuntamiento nos proporcionó cifras en relación a los propietarios de las concesiones ya notificados.

Es por demás inaceptable que precisamente la regidora responsable de dicha Comisión desconozca que es lo que se está haciendo al interior del municipio para evitar que los mercados de la ciudad sigan teniendo una imagen de abandono y penumbra.

Situación similar sucedió semanas anteriores cuando “socorrito” fue interrogada también en relación al rastro clandestino que las autoridades del municipio habían detectado y clausurado en fechas pasadas en la comunidad de Nicolás Bravo (http://laverdadnoticias.com/cierran-rastro-ilegal-en-chetumal/396159/). La Concejal se limitó a responder: “Yo no sé nada, a mí nadie me informa ni me dice nada”; evidenciando primero, que no sabe siquiera donde está parada, y segundo, que no ejerce sus funciones como responsable de la Comisión de Rastros, Mercados y Panteones, pues no se da siquiera a la tarea de monitorear los que acontece en estos sitios que son de su responsabilidad.

Es lamentable observar que una autoridad municipal desperdicie el espacio en el ocio de jugar a la política mientras la sociedad capitalina requiere de atención, de respuesta a sus demandas. La realidad es que “Socorrito” vio en la regiduría una manera más cómoda de vivir colgada de la ubre del erario público, y no así la oportunidad histórica de servir a los capitalinos que le dieron su confianza para llegar a esa silla que a leguas le queda grande.

Cabe señalar que la hoy despistada regidora, era líder de colonia y su “trabajo y favores políticos” le dieron la oportunidad de llegar al cabildo capitalino para entrarle de lleno a eso de tener el poder en las manos, pero lo que verdaderamente preocupa es que cobre por un trabajo que no hace y que ocupe una Comisión que se aprecia inoperante.

Sin embargo, a la regidora “Socorrito” siempre se le ve vistiendo de gala, con atuendos diferentes, con imagen renovada y en camioneta de lujo, ya que para eso no hay necesidad de esperar que la gente le diga lo que tiene que hacer.

Irónico sería escucharle decir que el nivel de vida que hoy se da es gracias a las más de una concesiones de taxi y a la patente de venta de cervezas, vinos y licores que obtuvo en sus años de efervescencia activista, y no así con el jugoso salario que recibe del ayuntamiento de Othón P. Blanco; que de acuerdo al tabulador vigente y descrito en el sitio oficial del municipio capitalino rebasa los 30 mil pesos mensuales, sin tomar en cuenta -desde luego- las sustanciosas compensaciones y otras percepciones económicas extras que recibe al igual que sus homólogos.

Sería bueno recomendarle a la otrora líder de colonia que al menos se dé a la tarea de leer los medios de comunicación para enterarse de lo que acontece a su alrededor, no vaya siendo que mañana la destituyan por inoperante y nos salga diciendo “Yo no sé nada, a mí nadie me informa ni me dice nada”.

Related Post

Deja un comentario