728×90
“La súper diputada Liz Gamboa” compromete carrera política del titular de la SEyC, Alberto Alonso Ovando

“La súper diputada Liz Gamboa” compromete carrera política del titular de la SEyC, Alberto Alonso Ovando

alonso ovandoEn menudo problema legal-electoral se metió el titular de la Secretaría de Educación de Quintana Roo, Alberto Alonso Ovando, al permitir que la diputada federal,  Lizbeth Gamboa Song utilizara las  instalaciones de escuelas públicas y maestros de Chetumal  para que repartiera útiles y libretas escolares con propaganda del PRI.

No conforme con  desobedecer los lineamientos del Instituto Nacional Electoral (INE), en cuanto a promoción electoral se refiere, ahora la diputada federal PLURINOMINAL  se llevó entre sus patas al ingenuo funcionario del gobierno del Estado, cuyo pecado, presumimos, fue el desconocer el monumental error que cometió.

El problema no tendría ninguna repercusión si no fuese porque dirigentes de partidos opositores al PRI en la entidad, concretamente los del PRD ya lo documentaron y seguramente utilizarán cuando Liz Gamboa busque contender por otro puesto de elección popular.

Para Beto Alonso la situación es más caótica porque, de ahora en adelante, no podrá negarle similar petición a los partidos de oposición, como por ejemplo: que Morena y PT quieran utilizar escuelas y maestros para pegar y repartir volantes de la reforma energética o cuando el PAN quiera hacer la consulta del incremento del IVA del 11 al 16 por ciento en las zonas fronterizas.

Qué calidad moral tendrá Alberto Alonso Ovando para negarles las escuelas y el apoyo de los maestros, si ahora a Lizbeth Gamboa no le puso ninguno pero para  que lleve a cabo su “noble acción”.

Al titular de la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC) debería preocuparle tal acción que cometió porque el INE seguramente documentara la violación a sus principios y podría advertirle al funcionario chetumaleño que las escuelas se construyeron con recursos públicos y el sueldo de los mentores también provienen del erario social.

Pero a la “chinita” Lizbeth Gamboa Song  le importa un bledo violentar las leyes y dañar las carreras políticas de funcionarios públicos como Beto Alonso, porque la enseñanza de ella fue ascender su carrera política por encima de cualquier proyecto de grupo, incluido el proyecto del Gobernador, Roberto Borge Angulo.

Desde hace meses, Lizbeth Song presume que ella será la elegida para la presidencia municipal porque ya cuenta con el respaldo del senador y ex gobernador de Quintana Roo, Félix González Canto y del coordinador de la bancada del PRI en el Congreso de la Unión, Manlio Fabio Beltrones.

Habría que recordarle a la “soñadora” Lizbeth Gamboa que del plato a la boca se cae la sopa y más ahora que comete pifia sobre pifia, como por ejemplo:

1.- Hacer una licitación directa con recursos económicos de la nación para comprar útiles escolares. De cuándo a la fecha se comete semejante barbarie?

2.- Utilizar instalaciones de escuelas públicas y maestros para repartir sus útiles escolares. De cuándo a la fecha se pueden utilizar estos espacios y las horas de los maestros que supuestamente las ocupan para enseñar a los alumnos?

Estas son dos simples preguntas que la citada diputada federal deberá responder y valdría la pena que lo haga de manera convincente, para cuando menos la sociedad quintanarroense le cree, porque las autoridades electorales seguramente no se la perdonarán.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: