La intolerancia en la XIV legislatura en su máxima expresión

550 0

Sin temor a equivocarme -cuando menos por lo observado en este primer mes de sesiones-, la actuación que hasta ahora lleva la XIV Legislatura del Congreso del Estado la enfila para ser considerada como la peor en la joven historia de Quintana Roo, principalmente porque están despreciando y humillando a docenas o cientos de personas que de manera cotidiana acuden a sus instalaciones en busca de conseguir un apoyo para solucionar problemas personales o familiares.

Tal como en su momento se equivocó el nefasto y poco recordado diputado, Luis González Flores, por cierto, presidente de la gran comisión en la XII Legislatura, al mandar a hacer una puerta en la parte trasera de inmueble para huir de la gente que lo buscaban por un apoyo, ahora sucede lo mismo con esta Legislatura que de manera por demás vergonzosa lleva acciones contrarias a la voluntad popular.

En primera instancia, es intolerable que una de las dos puertas del Congreso del Estado pretenda ser habilitada para que únicamente ingresen los diputados. Y en segunda, prohibir el acceso a los cubículos de los flamantes 25 legisladores.

A qué se juega? De qué se trata? A caso quienes dieron la orden desconocen que el sobrenombre del Congreso del Estado (por cierto mal llamado, porque en realidad debería ser la Cámara de Diputados) es el de “tribuna pública”?

No sería nada extraño que la orden provengan de la Oficial Mayor, Melissa Verduzco, pero necesariamente fue auspiciada o autorizada por el presidente de la Gran Comisión,José Luis Toledo Medina, entonces, de ser acertada la suposición, este legislador empieza a hacer acciones que enfadan y enojan a la gente humilde de Chetumal, sí, a la misma que señalan como la “prole”, pero es este tipo de gente que acude a votar y trabajaba para ese fin.

Melissa Verduzco será una Oficial Mayor de “membrete”?

Tal parece que el “number one” ya no aguantó más desplantes y soberbias que ha cometido la Oficial Mayor de la XIV Legislatura, Melissa Verduzco y aún cuando no le aplicó la ya famosa “reingeniería” porque es amiga o fue amiga del cozumeleño Víctor Vivas, si le quitó el control de las finanzas que tenía la chetumaleña del Poder Legislativo.
En principio de cuenta llegó la felixista y borgista, Lilia Mendoza como administradora general del Congreso del Estado y el viernes pasado designaron a Pedro Escobedo Vázquez, como director de finanzas (es el hombre que maneja la contabilidad a José Luis Toledo Medina), sólo falta que en los próximos días remuevan a la tesorera para cortar de tajo el circulo vicioso que Melissa Verduzco tejió para administrar a su antojo los millones de pesos que envía la Secretaría de Hacienda.

Sin “reingeniería” el Poder Legislativo

Contrario a lo que sucede en el Poder Ejecutivo, en el sistema laboral del Congreso del Estado no aplicó la famosa y deshonrada “reingeniería” porque aun se mantiene la actual planta sindical y de confianza, sólo fueron retirados los trabajadores que laboraban por contrato.

Sano sería que “Chanito” Toledo, además de meter a trabajar a sus incondicionales que trajo de Playa del Carmen y aceptar recomendados del Poder Ejecutivo, como la ex delegada del Infovir, Samanta González Vado, hoy flamante directora de gestión y del director de vinculación, César Cervera Paniagua –quién por cierto sigue cobrando 15 mil pesos en la dirigencia estatal del PRI-, despida a cientos de trabajadores que de manera por demás amafiada se sindicalizan para ser comisionados.

Si en verdad quiere hacerlo, podemos darle unos tips, por ejemplo hay comisionados del Poder Legislativo en la Secretaría de Gobierno, en la Sedari y obviamente en el ayuntamiento de Othón P. Blanco.

Donde andará el presidente de la comisión de los derechos humanos?

La misma pregunta se hace miles de maestros y personas que sufrieron vejaciones por parte de las autoridades a lo largo y ancho de Quintana Roo, dónde anda el diputado panista, Sergio Bolio Rosado.
Sería interesante saber si ya apercibe a la “leona dormida”, es decir, a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Quintana Roo para ver si ya investiga el actuar de las autoridades municipales de Cancún en la trifulca que el miércoles pasado tuvieron maestros paristas con policías, cosa que se duda, pero no perdemos nada al recordarle que es una de sus obligaciones que debe cumplir.

Que el diputado Martín de la Cruz de la cara

Onde anda señor legislador, en verdad que es una pena, una vergüenza, ver que no tiene la gentileza de atender al grupo de ex trabajadores de la administración estatal que acudieron al Congreso del Estado para hablar con Usted que preside la comisión del trabajo.

Sabemos de su nulo capital político, así como que no cuenta con la capacidad y amistades para reinstalar a algunos de estos trabajadores, pero cuando menos atiéndalos, escúchelos, hágalos sentir bien, desquite su oneroso sueldo, porque recuerde que esos recursos económicos provienen de los impuestos que ellos pagan.

La diputada Susana Hurtado se quita la “máscara”

Admito que la diputada Susana Hurtado es un gran ser humano y sabe ser agradecida, cuando menos con la persona que le dio la oportunidad de ser Diputada Federal, pero de eso a cumplir con su actual encomienda, existe una enorme diferencia.

Frívolo y marcado se vio el interés de la diputada por desmarcar a la administración estatal y del municipio de Benito Juárez del caos generado por la trifulca que protagonizaron policías y maestros manifestantes acontecida el martes pasado.

Consideramos que la situación no ameritaba “sacar la casta” o desplegar “banderas de lealtad”, porque si aun fuera cierto que el conato de bronca fue armado por perredista (situación que la autoridad investigadora y ministerial debe determinar cómo atinadamente dijo su colega Pedro Flota Alcocer), usted debió actuar como representante popular y no como una empleada o funcionaria del Poder Ejecutivo. Diputada, hay que saber guardar formas porque la sociedad juzga, está de acuerdo?

Por primera ocasión, mis respetos SEÑOR DIPUTADO Hernán Villatoro

Lo hemos exhibido cuando la ocasión lo amerita y ahora también tenemos el valor y honor de reconocer las “tablas” que mostró el diputado petista, primeramente en la sesión del pasado martes cuando pidió tratar con mayor cautela el problema magisterial y en la sesión del jueves, al reconocer el trabajo de las diputadas por el 60 aniversario del derecho al voto de la mujer.

Es admirable ver a un diputado de oposición fijar una postura distinta al partido que gobierna, pero más cuando lo hace con la sensibilidad y conocimiento de Hernán Villatoro. Por ahora mis respetos, vale la pena tenerlo por segunda ocasión en la máxima tribuna de los quintanarroenses.

El diputado Pedro Flota imparte clases gratuitas de cómo hacer política.

“El Papá de los Pollitos”, con esta simple frase podemos calificar al diputado Pedro Flota Alcocer, quien en el primer mes de la XIV Legislatura del Congreso del Estado ya dio muestra de quién es quién y no sólo por ser el mandamás de la fracción parlamentaria del PRI sino porque posee un tacto político que no se percibe en ninguno de sus homólogos.

Como lo demostró en el imprevisto debate que el martes pasado sostuvieron varios diputados sobre los violentos hechos registrados la mañana de citado día. Su postura fue clara y precisa subrayando que el Poder Legislativo recrimina los hechos, pero resaltando que es trabajo de la autoridad ministerial determinar quiénes fueron los verdaderos culpables de la trifulca.

De tajo apagó la “mecha” de la polémica que habían generado las posturas de los diputados: a Aguilar Osorio (PRD), Emilio Jiménez Ancona (Panal) y Susana Hurtado (PRI).

Y las mujeres diputadas?

A excepción de Maritza Medina y Arlet Mólgora, ninguna de las siete restantes diputadas que integran la XIV Legislatura del Congreso del Estado ha levantado la mano en cuanto a equidad y género.

Arlet lo hizo para concientizar el cáncer de mama y ayer, Maritza expuso una excelente postura defendiendo logros obtenidos por la mujer desde que tuvieron la oportunidad de participar en la vida política y económica de México, bien por ambas diputadas, pero mal por sus colegas que ni pío dijeron.

Related Post

Deja un comentario