728×90
Ivonne Ortega se lleva una “pésima” imagen de las mujeres chetumaleñas

Ivonne Ortega se lleva una “pésima” imagen de las mujeres chetumaleñas

Ni el desayuno de  “etiqueta” o de “manteles de lino” que mal organizó la diputada federal Lizbeth Gamboa Song evitó que la Secretaría General del CEN del PRI, Ivonne Ortega Pacheco, se llevara una mala imagen de las mujeres chetumaleñas, pero sobre todo, constató que las mujeres priistas de Quintana Roo se encuentran más que divididas.

Lo que ahora se vivió –con el comida que ayer organizó el IQM (Blanca Alonso), el desayuno de hoy de Lizbeth Gamboa y la reunión del mediodía que convocó la dirigencia estatal del PRI (Marina González)- sólo forma parte de la desunión  que existe entre los grupos de mujeres priistas de la entidad.

Los cotos de poder y las ambiciones inmediatas de cada una de las políticas del patio se traduce en una lucha encarnizada por tomar la delantera desde ahora, y en varias ocasiones, para no decir que en todas, ejecutan acciones que dañan la unidad del PRI, pero principalmente, ocasionan grandes problemas políticos al gobernador, Roberto Borge Angulo.

Esta información no trata de desvirtuar a ninguna mujer o grupo, mucho menos posicionar a alguien en especial, el objetivo es plasmar lo que en la actualidad ocurre en el quehacer político femenino, el mismo que desde hace muchas décadas lucha por ganar mayores espacios, pero que con acciones como las de ahora, consideramos que no se merecen más posiciones.

En la comida de ayer, la directora del IQM, Blanca Alonso “madrugó” a sus adversarias políticas con el almuerzo y haber traído a la dirigente nacional de la CNOP, Cristina Díaz.

Fue un evento mal organizado, donde reinó la improvisación y la falta de tacto político.

En el desayuno de hoy de la mañana, que mal organizó la diputada federal y aspirante a la presidencia municipal, Lizbeth Gamboa Song, se vio a la crema y nata de la “nueva generación” de las mujeres políticas, pero también se presentó a la ex gobernadora de Yucatán y hoy dirigente del CEN del PRI, Ivonne Ortega, un panorama ajeno a la realidad.

Porque el evento se trató de un acto selectivo, aburguesado que diseñó Lizbeth Gamboa, “No se invitarán a la chusma (las líderes de colonia) ni las funcionarias de segundo o tercer nivel porque no se saben comportar”, con esas frases refirió la antes mencionada a las que tuvieron la osadía de pedirle el favor de invitar a otra persona.

Obvió, el objetivo de Gamboa Song era pararse el cuello ante Ivonne Ortega, a quien con palabras por demás huecas y falsas dijo que ella posee el verdadero liderazgo de las mujeres chetumaleñas

Pero bien dicen que todo en esta vida cae por su propio peso y fue minutos después cuando Ivonne Ortega se dio cuenta de la jugarreta y treta de su auto-nombrada “ahijada política”, cuando en el FBO la ex gobernadora de Yucatán fue notificada que en la red del PRI, Lizbeth Gamboa había  convocado a una reunión falsa con las líderes de colonia y políticas de la vieja guardia, a quienes engañó diciendo que la encabezaría la propia Ivonne Ortega.

Al descubierto el engaño de nuestra flamante diputada federal (Lizbeth Gamboa), Ivonne Ortega no tuvo más remedio que mandar un mensaje a las mujeres que la esperaban en la sede del PRI estatal, pidió a sus amigas, Maria Cristina Sangri y Sara Muza, que las disculparan con estas.

Fue tal el enojo que causó tal mentira de Lizbeth Gamboa en la política yucateca, quien refutó el accionar de la novel chetumaleña a quien reiteró que su forma de hacer política es con las bases del partido, con las líderes de colonias, con esas mujeres que huelen mal, que tienen mal aliento, las que siempre se encuentran despeinadas, porque son ellas quienes hacen ganar a los candidatos del PRI.

Ojalá la insípida e inexperta diputada priista, Lizbeth Gamboa aprenda algunas de las grandes virtudes políticas de su “madrina”, pero lo dudamos, porque ella, al igual de quienes conforman la “nueva generación”, llámese: Judith Villanueva, Lupita Pastrana, Karla Blanca Pizaña, Susana Ahedo, Arlet Molgora, Alondra Herrera, Susana Hurtado, Mari Hadad, Irazú Sarabia y Erika Cornelio, entre otras,  sólo buscan posiciones políticas o de  la administración pública, les importa un bledo el trabajo partidista.

Qué diferencia con la “vieja guardia”, llámese: María Cristina Sangri, Sara Muza Simón, Marina González, Cora Amalia Castilla Madrid, Lilian Villanueva, Lupita Novelo, Mildred Avila, Manuela Godoy, Miriam Osnaya, Maritza Medina, Georgina Santin y Socorro Olvera, entre otras; estas mujeres priistas que tuvieron la osadía de ir al desayuno de “manteles de lino” organizado por Gamboa Song, pero también acudir al evento convocado por el partido y dar la cara a las líderes de colonia, a esas “negritas” que con  alegría esperaban saludar a Ivonne Ortega.

En fin, creemos que el resultado de los festejos del día internacional de la mujer servirá para que cada mujer priista de Chetumal y de Quintana Roo se auto califique y analice de su actuar, amén del comentario que seguramente hará Ivonne Ortega al Gobernador, Roberto Borge Angulo, porque recuerden que son compadres.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: