“Bajan” a Lizbeth Gamboa para la alcaldía de OPB. Pedro Flota, Luis Torres Llanes Y Ángel Rivero Palomo siguen en disputa

461 0

El cúmulo de errores que ha cometido la diputada federal, Lizbeth Gamboa Song en su meteórica carrera política provocó que el “altar mayor” la descarta como aspirante a la presidencia municipal de Othón P. Blanco para las elecciones del 2016. Ahora la apuesta del PRI es con dos de sus hombres insignias: Pedro José Flota Alcocer y Luis Torres Llanes.

A pesar que desde el principio de su apresurada carrera política fue criticada por la vieja guardia del tricolor porque carecía de trabajo partidista para alcanzar la diputación federal plurinominal, la “Chinita” Gamboa Song no ha sabido sacarle provecho a este año y meses que lleva en el cargo para recomponer el camino y ganar adeptos o simpatizantes.

Lo peor del caso para la novata política es que ya no cuenta con el respaldo del grupo Cozumel debido a que su padre, el ex regidor de OPB, Freddy Gamboa Canto, negoció con el actual alcalde capìtalino, Eduardo Espinosa Abuxapqui, para que la “apadrine” en su dizque ascendente carrera política. “Compadre (dijo Freddy a Eduardo) enséñale a tu ahijada el camino a la presidencia municipal porque ella será la candidata del PRI dentro de tres años. Eso dijo el padre de Lisbeth en una reunión realizada a principios de agosto del 2013”

En política los número son fríos y exactos, también juegan un papel preponderante los amarres políticos y las negociaciones entre los grupos, pero los que hasta ahora tiene Lizbeth Gamboa Song seguramente no le alcanzarán para competir y mucho menos para ganar una elección.

El desgaste de imagen que ha tenido como diputada federal resta margen de maniobra, ahora lucha contra corriente para ganar adeptos y hacer que los chetumaleños o pompeyenses conozcan su nombre, pero su tarea es igual o peor que cuando intentaron rescatar los restos del legendario crucero “Titanic”.

De nada servirá a la aprendiz política seguir gastando (invirtiendo) infinidad de recursos económicos para incrementar su imagen ante la sociedad, ya sea mediante efectivo, vales de despensa o productos de primera necesidad.

Han sido tantas las metidas de pata que ha dado Lizbeth Gamboa que hasta su tutor político optó por dejarla sola, a tal grado que el “altar mayor” ya decidió de claudicar en su intento de impulsar a la presidencia municipal.

Ahora la jugada que prepara la dirigencia priista para los comicios del 2016 involucra a varios contendientes, pero de manera especial a Pedro Flota Alcocer, Luis Torres Llanes y Ángel Rivero Palomo.

Los dos primeros son “hijos naturales” del PRI-Quintana Roo, ya que ambos nacieron y crecieron políticamente al interior de citada agrupación, desde sus años mozos figuraron en el Frente Juvenil Revolucionario y ya corrieron la milla en cuanto a tareas partidistas se refieren.

En contraparte, Ángel Rivero es un político más joven que los antes citados, pero no por ello, ajeno al cobijo de la vieja guardia priista, que ven en el nicolasbravita a un joven con talento y capacidad para presidir los destinos del municipio o en su defecto de una diputación local.

Mientras los tiempos se acortan, es un hecho que Lizbeth Gamboa Song deberá entender que en política nadie está muerto y mucho menos, que nadie tiene asegurada una posición como ella presumía hasta el día de hoy.

Related Post

Deja un comentario