Alondra Herrera utiliza el Icatqroo para su beneficio personal

3811 0

Inmersa en su alocada carrera por alcanzar la candidatura del PRI a la diputación federal o presidencia municipal de Othón P. Blanco, la directora del Instituto de Capacitación para el Trabajo en Quintana Roo (ICATQROO), Alondra Herrera Pavón incurre en varias irregularidades que bien podrían provocar su destitución de su cargo.

Independientemente de los fuertes rumores que circulan por la aristocracia Chetumaleña, la cual presume que la ex diputada local y hoy funcionaria pública acumula una riqueza económica que dista mucho mayor a lo que puede ganar, Alondra Herrera se enfrenta a serios problemas legales por realizar cosas indebidas como directora del Icatqroo.

Del mes de septiembre del año pasado a la fecha Herrera Pavón ha cometido varios yerros, pero los más llamativos, los que podría ocasionar que dimita como titular del Icatqroo es haber firmado un convenio con el albergue estudiantil ubicado en Chetumal, porque ese centro de hospedaje, carece de certidumbre legal, no posee una figura jurídica.

Otro de las graves faltas que incurre Alondra Herrera es disponer que personal, material y bienes inmuebles del Icatqroo formen parte de las brigadas oficiales, debido a que la principal función del Icatqroo es prestar capacitación no ofrecer los servicios.

Por principio de cuenta resulta admirable su tenacidad por celebrar infinidad de convenios con organizaciones educativas, sindicales y turísticas para capacitar a sus trabajadores, lo cuestionable es que tales acciones las lleva a cabo de manera protagónica en pos de alcanzar una nueva encomienda política.

Sería lamentable que fuesen ciertos los rumores que circulan entre la sociedad, en el sentido que Alondra Herrera “maquilla” las cifras económicas de los contratos de los cursos que imparte el Icatqroo porque la mayoría de estos que imparte (belleza, fotografía y cocina) los imparten familiares y conocidos de ella.

En verdad que es admirable ver las formas en que varias mujeres como: Alondra Herrera, Cora Amalia Castilla, Marina González, Lizbeth Gamboa, Arlet Mólgora, entre otras, sobresalen en los menesteres de la política y servicio público, lo único que los quintanarroenses no aceptarían es que lo hagan utilizando recursos públicos, ya sean económicos o en especie.

Related Post

There are 1 comments

  1. yo trabaje para el icat y fui despedido y hasta el momento no me han reubicado. ya tengo dos años, cada que voy no estan los directores o me dan largas

    Reply

Deja un comentario