728×90

Someten a Mario Rivero; la “generosidad” lo inclina a Juan Carlos Pallares

Por Mario Castillo
Chetumal.-La “generosidad” del panista chetumaleño, Mario Rivero Leal, lo llevó a renunciar a sus aspiraciones de combatir por la dirigencia del Partido Acción Nacional en Quintana Roo, al grado de inclinar la balanza a favor de su contrincante Juan Carlos Pallares Bueno.

Ese fue el anuncio que este día retumbó la sala de juntas del Comité Directivo Estatal del PAN, cuando se dio lectura a un boletín de prensa en el que se dio a conocer que ambos sumarán “capacidades y talentos” para ir en busca de dirigir a este instituto político en la entidad.

“Hemos asumido el compromiso los panistas de sumar nuestras capacidades y talentos para construir un partido que encarne la esperanza de lograr un mejor futuro en nuestro estado”, dijo Pallares Bueno para posteriormente comunicar que el día de mañana a las 18:00 horas se estará registrando como aspirante a la dirigencia del PAN Quintana Roo.

Sin embargo, oculto tras el argumento de evitar un desgaste de tipo humano y político dentro del PAN quintanarroense, el rostro de Rivero Leal lejos de inconformidad, expresaba una enorme impotencia que hablaba a todas luces de sometimiento, de que le llegaron al precio, y que fue objeto de presiones para allanar el camino de Juan Carlos.

Pues aunque aseguró no declina a sus anhelos de dirigir el panismo estatal, la realidad es que la fuerza de los liderazgos que respaldan a quien será el candidato de unidad, gozan de un mayor andamiaje que lo acorralan en el conformismo de sumar esfuerzos, para alcanzar al menos una posición decorosa dentro de la dirigencia del Acción Nacional como lo es la Secretaría General.

“Teníamos un proyecto muy avanzado en todo el estado, sin embargo había la preocupación en muchos municipios de cómo iba terminar después de la elección el candidato vencedor y el candidato vencido. Porque la experiencia de años anteriores dictó que quien ganaba se quedaba con todo, y quien perdía era alejado sin posibilidad alguna”, señaló Rivero Leal al reconocer que su proyecto no tenía futuro, y fue más fácil amarrar para recoger las migajas que hoy le tocan dentro de su partido.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: