728×90

Se desmorona el PRI en Cancún ?

Division PRITal parece que la tregua política pactada entre el alcalde Paul Carrillo de Cáceres y el dirigente del PRI en Cancún, Mario Castro Basto ha concluido a tal grado que se presume que en los próximos días habrá un nuevo dirigente del tricolor en citado destino turístico.

 Para nadie era un secreto la fuerte pugna que desde la campaña proselitista del 2013 existe entre Mario Castro y Paul Carrillo,  pero todos sabían que se encontraba en compás de espera y que ahora “reventó” el alcalde, a quien le cuecen las habas por tener el control total del partido.

 Aunque ambos pregonan y vociferan ser “alfiles” y consentidos del Gobernador Roberto Borge Angulo en la zona norte, aunque la realidad es que a ambos se les comprueban que ser más “felixistas” que doña Narcedalia Martín de González, pero lo hacen por tener el poder político del valiosísimo municipio.

Trascendió que la ruptura la está provocando Paul Carrillo de Cáceres quien tiene envidia del reconocimiento que goza el trabajo que realiza Mario Alberto Castro Basto como dirigente del PRI en Cancún.

No soporta que el ex diputado y ex titular de la Sintra mantenga una permanente y constante promoción de su labor e imagen en redes sociales como facebook, twitter, instagram y otros redes existentes, lo que  ha permitido ser reconocido más que al propio alcalde.

Máxime que Mario Castro es  de los pocos que puede estropear el proyecto que tiene su grupo político para las elecciones federales del 2015 y las locales del 2016.

Carrillo de Cáceres ha tejido alianza de facto con la ex perredista, Berenice Polanco Zapata y Juan Carrillo Soberanis pretendiendo apoderarse del poder político de la zona norte que está a la deriva desde hace años.

Similar situación presume Mario Castro, quien también presume encabezar un grupo donde convergen los actuales diputados Jesús Pool y Susana Hurtado, así como otros políticos de antaño.

Tanto Mario Castro como Paul Carrillo han tirado golpes bajos, ambos pretende tener el visto bueno de Beto Borge para las próximas elecciones.

Paul Carrillo tiene la ventaja de pedirle el favor al Gobernador y deshacerse de Mario Castro, pero no puede presumir de haber logrado “cortar” la cabeza al oriundo de Chetumal, porque entre pillo no pueden cantar victoria y menos ahora como están las condiciones en Cancún.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: