.

Cuando se valoran las cartas para el Ayuntamiento capitalino de Othón P. Blanco, contemplamos a figuras del PRI en fila india y con mucho esfuerzo a una figura de la oposición. Así ha sido por décadas, ya que el partido tricolor ha dominado esta posición a sus anchas, aprovechando la debilidad extrema de sus adversarios.

Hay en estos momentos una decena de aspirantes del PRI a la alcaldía. Unos son incluidos sin que se promuevan activamente, pero están como plan B o C. Destaca el caso del ex Secretario del Ayuntamiento y ex diputado local, Luis Alfonso Torres Llanes, subsecretario de Asuntos Cañeros en la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Rural (Sedaru).

Entre los visibles del PRI destaca Pedro Flota Alcocer, Presidente de la Gran Comisión del Congreso y eterno aspirante a la candidatura que también persigue la diputada federal Lizbeth Gamboa Song.

Abundan de nuevo los aspirantes priistas, pero el panorama es otro cuando se valoran las opciones en el resto de los partidos. El PAN por su trayectoria seria el principal retador en la capital del estado, pero el trabajo de campo ha sido descuidado por sus altos mandos, aunque no han dejado de lanzar a candidatos muy fuertes, como Luis Gamero Barranco (2002) y Mario Rivero Leal (2008).

En caso de que Mahmud Chnaid Novelo sea derrotado en esta elección, algunos panistas consideran que este candidato externo podría ser una carta muy competitiva para el Ayuntamiento. Todo dependerá de la posición que ocupe en esta batalla.

Lo terrible para el PAN es la carencia de figuras con poderío en esta zona sur, ya que lo mejor de su repertorio es representado por el regidor José Hadad Estéfano, muy desalentado porque no pudo ser candidato a la diputación federal por la vía plurinominal.

El PRD está mucho peor, ya que no ha generado figuras sólidas porque abandonó a su suerte a la zona sur, concentrado de tiempo completo en Cancún. Hasta el PT ha ganado más terreno y se ha plantado como una opción vigorosa en Bacalar.

Hoy por hoy la próxima batalla por la alcaldía capitalina muestra tan sólo a cartas del Tricolor, ya que la oposición no ha tomado en serio su participación en esta zona que aguarda opciones partidistas serias y de largo aliento.