Aun cuando establecieron 127 decretos, discutieron 39 iniciativas, aprobaron 66 acuerdos, debatieron en 57 ocasiones y crearon 6 nuevas Leyes Estatales (reformaron tres), el quehacer del primer año de labores de la XIV Legislatura del Congreso del Estado se encuentra bajo el escrutinio público de los quintanarroenses.

Luego de finalizar el primer año de los tres que deben cumplir la actual legislatura, la sociedad presume que sus representantes populares privilegiaron la parte política por encima de crear y adecuar leyes.

Y vaya que la percepción social tiene nombres y apellidos, porque diputados, como: Juan Manuel Herrera (PRI), José Ángel Chacón Arcos (PRI), Filiberto Martínez Méndez (PRI), Mario Machuca Sánchez (PRI), Martín de la Cruz Gómez (PRI), María Trinidad García Arguelles (PAN), Marcia Alicia Fernández Piña (PRI), Pablo Fernández Meyer (PVEM) y Luis Fernando Roldán Carrillo (Movimiento Ciudadano), se la han pasado de “vacaciones”, sólo llegaron a calentar la silla.

Ninguno de los citados, así como otros diputados plurinominales, como el petista Hernán Villatoro Barrios, el panista, Sergio Bolio Rosado y el aliancista, Emilio Jiménez Ancona, se preocuparon por defender la economía o intereses de los quintanarroenses, todos ellos antepusieron sus intereses personales y de sus respectivos partidos políticos.

En el recuento final de los dos primeros periodos, el nombre de la diputada cancunense Berenice Polanco Córdova sobresale de sus colegas, porque es la que más iniciativas ha propuesto, pero no necesariamente todas fueron de su creación, la mayoría de estas fueron enviadas por el Tribunal Superior de Justicia y todas obedecen al nuevo sistema penal acusatorio.

A la par con la citada diputada, sus colegas: Susana Hurtado Vallejo, Maritza Medina Díaz, Cora Amalia Castilla Madrid y Arlet Mólgora, así como a los diputados Juan Carrillo (con todo y su polémica Ley “anti-marchas”), José Luis Toledo Medina, Pedro Flota Alcocer, Jorge Aguilar Osorio y Remberto Estrada Barba, se han encargado de mantener a flote el “barco legislativo” que se encuentra anclado en la Bahía de Chetumal.

Cabe señalar que de las 44 Leyes Estatales analizadas, seis fueron de nueva creación (Ley de víctimas de Quintana Roo, aprobada el 7 de abril; Ley Orgánica de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo, aprobada el 21 de abril; Ley de Ordenamiento cívico, aprobada el 2 de mayo; Ley de ingresos del municipio de Tulum, aprobada el 15 de mayo; Ley de justicia para adolescentes, aprobada el 28 de mayo y la Ley de prestación de servicios inmobiliarios, aprobada el 6 de junio), sobresaliendo la cuestiona, pero necesaria, ley “antimarchas”.

De los 66 puntos de acuerdo, 51 se celebraron en el segundo periodo ordinario de sesiones y los restantes 15 en el primero, es decir que de febrero a mayo del presente año triplicaron los acuerdos entre los diputados.

Todo lo contrario ocurrió con el Diario de debates, pues de los 57 que se registran, 33 se llevaron a cabo en el primer periodo ordinario de sesiones, de los cuales, 11 en el mes de octubre del 2013.

Pero lo expresado por la sociedad tiene sentido y la historia política de Quintana Roo lo corrobora, porque en las segundas legislaturas de los últimos tres sexenios, cuando menos un 50 por ciento de sus integrantes pide licencia para buscar nuevas posiciones.

En esta ocasión no será la excepción, incluso se presume que serán más de 12 diputados que dejen la encomienda antes del 26 de agosto del 2016.

Para empezar en diciembre próximo o más tardar en febrero del 2015, tres diputados solicitarán licencia para buscar la candidatura del PRI a la diputación federal y entonces, las suplentes: Irazú Marisol Sarabia May, Suemy Graciela Fuentes Manríquez y Natalia Natividad Cruz Lara, pasarán a formar parte de la XIV Legislatura.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí