¿Periodistas de verdad, o sicarios de la pluma?

99 0

Por: Itzamná Tutul Xiu

Chetumal.- Hoy que se celebra el 60 aniversario del voto de la mujer en México, han sido tantos y tantos halagos y recordatorios históricos sobre este tema que nuevamente hace pensar que lo logrado es un favor o un lujo que nos han permitido los hombres; todo esto porque se ha plagado el escenario de discursos, muchos de ellos demagogos y vacíos solamente para buscar los reflectores.

Entiendan hombres y mujeres por igual, tenemos por ser humanos, los mismos derechos y obligaciones, pero ahora que el presidente de México, Enrique Peña Nieto quiere “dorarnos la píldora” de la Reforma Educativa, Hacendaria y Energética pretende lograr la simpatía femenina al presentar una iniciativa para que se modifique el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) para que los partidos políticos tengan por obligación respetar que la paridad (50-50) en las designaciones de las candidaturas para conformar la Cámara de Diputados y Senadores.

Si bien es una propuesta interesante, porque ahora tendremos que ver si realmente los partidos políticos la apoyan, porque una cosa es decir y otra hacer, también verificar el ámbito político nacional y estatal porque si existen mujeres la suficiente capacidad para ostentar cargos públicos de esa y mayor responsabilidad, pero que exista madurez política del grupo dominante en la entidad tendríamos que verlo, sobre todo porque en los próximos comicios locales se elegirá al gobernador del Estado y no creo que entre los “iluminados” exista una fémina, aunque hay muchas con una enorme capacidad para ocupar la silla.

Como dice la frase, “siempre hay un negrito en el arroz”, esto lo digo porque precisamente en este marco de celebración lamentablemente se sigue observando la falta de profesionalismo, ética pero sobre todo vergüenza de algunas personas que dicen llamarse “periodistas” y que solamente bajo el membrete de una empresa, no solamente se han dedicado a saquear al erario sino a vivir del trabajo de los mismos compañeros; pero eso sí, cuando ven afectados sus intereses dicen, inventan e inclusive se sodomizan para llamar la atención.

A lo mejor mis frases resulten un poco tanto ofensivas, pero creo que son necesarias, sobre todo porque vivimos en un país donde lamentablemente ser comunicador es complicado; porque la libertad de expresión murió desde la primera ocasión que se firmó un convenio de publicidad que al final resultó una vía a la impunidad y la intolerancia porque la crítica constructiva simplemente no está en el vocabulario de muchos políticos actualmente y es cuando el gremio debe estar unido.

Pero lamentablemente, ahora que la crisis financiera es grave, muchos ven por sus intereses y quieren convertir la pluma en un arma para extorsionar a quien lo permita cuando la verdadera esencia del periodismo es otra, pero aun así dicen llamarse “periodistas del Estado”.

No quiero decir nombres porque sería un pretexto más para victimizarse por la falta de profesionalismo y capacidad que tienen para trabajar, porque les es más fácil “piratear” información de los demás y manipularla a conveniencia; pero eso si dicen que son lo máximo en la información cuando no se han dado cuenta que ya fueron superados no solamente en capacidad sino en decencia por las nuevas generaciones de comunicadores.

Y señaló esto, porque si bien existen medios de amablemente me han abierto un espacio para expresarme, para dar a conocer mis puntos de vista y el hacer ver a la sociedad no solamente existe el comunicado oficial o las notas a modo; también es necesario señalar que esta oportunidad no me la ofrecen todos pero eso sí, cuando les conviene toman sin autorización lo escrito y lo manipulan o peor aún, ni siquiera se toman la molestia al menos de modificar la imagen o en su caso poner el crédito de quien lo publicó primero.

Pero bueno en esta etapa de carencias, donde a muchos no les importa vivir el trabajo de los demás e incluso poner en riesgo el de los familiares por seguir gozando de las prebendas que el falso periodismo da, considero que es necesario en esta celebración tan importante para la democracia del país; que reconsideren su actuación, que si realmente dicen ser periodistas que lo demuestren y dejen de abusar del trabajo de los demás pero sobre todo de querer hacer a la víctima que poco les queda.

Sin más espero que estas frases no afecten a oídos castos y puros y de antemano agradezco a la gente que ha abierto el espacio en su medio y quien de forma personal de ahora en adelante autorizare el uso de la información que proporcione y con esto evitar malos entendidos.

Related Post

Deja un comentario