28 C
Chetumal
27 de enero de 2022
El Punto Sobre La i

Días para que finalice el mal gobierno en Quintana Roo

Invitado

Paúl Hernández Ruiz ya tiene boleto para “volar” de la PEP

Los excesos cometidos por elementos de la Policía Estatal Preventiva, tales como abusos de autoridad, red de extorsión a transeúntes y propietarios de giros negros, prepotencia, tráfico de influencias e intercambio de favores entre los mandos policiacos, como muchas otras conductas cuestionables que han sido evidenciados en los diferentes medios de comunicación, hoy ponen en la tablita al comisionado estatal de dicha corporación, Paúl Armando Hernández Ruiz, por lo que sus días están contados.

Y es que mientras toda la entidad, incluida la capital del Estado, atraviesan por una de sus peores crisis en materia de Seguridad Pública, dado el creciente aumento de robos a casa habitación, asaltos a farmacias y tiendas de autoservicio, extorsiones, incremento del narcomenudeo, tan solo por mencionar algunos sucesos que impactan a Quintana Roo, el Comisionado se ha dedicado a fortalecer los grupos que le han permitido gozar de poder y riqueza a cambio del brote desmedido de la delincuencia e inseguridad.

Los excelentes resultados presumidos por Hernández Ruiz en materia de seguridad pública, son producto tan solo de una aparente diversificación de estrategias, capacitación de los elementos, etc, etc, y muchas más palabrerías que en la práctica dejan ver todo lo contrario, ya que la prevención del delito es tema olvidado dentro del trabajo encabezado por quien hoy está con un pie adentro, y otro afuera de la corporación estatal.

Tampoco hay que pasar por alto que desde un principio, dado su oscuro historial, el aun jefe policiaco jamás debió llegar al cargo que hoy ocupa ya que arrastra una demanda penal que se inició en la PGR en Tlalnepantla en marzo de 2011, precisamente cuando fue detenido con un arsenal de armas fungiendo como Director Operativo de la Policía de Torreón, Coahuila.

Asimismo, en los archivos de la Plataforma México, el todavía Comisionado de la Policía Estatal Preventiva en Quintana Roo, que es donde se guardan los  registros más importantes para identificar los delitos y delincuentes; se encuentra bajo la clasificación de traficante de armas, y es por eso razón que no debería estar al mando de la PEP.

Empero, dado su astucia y su capacidad de tener el control incluso sobre sus superiores, ha logrado permanecer al interior de la Secretaría de Seguridad pública de Quintana Roo haciendo de las suyas.

Las arbitrarias detenciones de los compañeros de los medios de comunicación, han sido también una constante durante el tiempo que el militar en retiro ha estado al frente de una corporación que hoy carece del respeto de la sociedad, ya que los elementos son vistos peor que delincuentes.

Pero que se puede esperar si Paúl Armando Hernández Ruiz está rodeado de perfectos incompetentes, de gente sin compromiso como César Manuel Castilla Acosta, director de Comunicación Social de la Secretaría de Seguridad Pública, quien en su corta carrera se ha dedicado a proteger a sus incondicionales, y haciendo gala de su prepotencia a bordo de los vehículos oficiales que utiliza cual si fueran de su propiedad.

Notas relacionadas

La 4t y los intelectuales orgánicos III

El Punto Sobre la i

Candidateables ya prenden la leña en Felipe Carrillo Puerto

El Punto Sobre la i

Los cambios del gabinete

El Punto Sobre la i

¿Qué tanto sabemos de la gravedad de ómicron?

El Punto Sobre la i

Periodistas de antaño Vs Periodistas de la era digital

El Punto Sobre la i

En Bacalar «NO se dejaron sorprender» 

El Punto Sobre la i

Deja un comentario

Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.