Muere el escritor Terrence McNally a los 81 años por coronavirus

0
6

El autor de ‘Frankie y Johnny’ y varios musicales falleció en su casa de Florida por complicaciones derivadas del Covid-19

El coronavirus se cobró este martes la vida del dramaturgo estadounidense Terrence McNally a los 81 años de edad. McNally falleció en un hospital de Sarasota, Florida, por complicaciones derivadas de la enfermedad Covid-19, según confirmó su representante a los medios estadounidenses. Ganador de cuatro premios Tony y un Emmy, McNally era conocido fuera del teatro por la película Frankie y Johnny (1991). La muerte de McNally sirvió este martes de recordatorio del peligro que supone el virus para las personas mayores y los pacientes de enfermedades previas en un país en el que apenas está empezando a subir el pico de contagios de la pandemia.

McNally sufría cáncer de pulmón desde finales de los noventa, según The Hollywood Reporter. Le habían extirpado parte de los pulmones y tenía insuficiencia respiratoria crónica.

Sus obras en el teatro más conocidas fueron los guiones de los musicales El beso de la mujer araña y Ragtime y los guiones de Love! Valour! Compassion! y Master Class. McNally era abiertamente gay y en sus obras exploró temas como la homofobia o el Sida.

McNally nació en St. Petersburg, Florida, en 1938. Conectó con el mundo de la ópera a través de las monjas de su colegio. La primera vez que oyó una ópera, según Variety, fue en una retransmisión por la radio de una actuación de Maria Callas desde México. Años después, escribiría sobre ella en sus obras Lisbon Traviata y Master Class.

Se mudó a Nueva York para estudiar en Columbia y allí conectó con el ambiente de teatro de la ciudad. Después de graduarse, trabajó como regidor para el Actor’s Studio. Después, fue contratado por el escritor John Steinbeck para viajar con él y su familia y ser el tutor de sus hijos en un crucero alrededor del mundo.

Escribió 25 estrenos de Broadway, casi 40 obras de teatro en total y 10 musicales. Quizá su obra más conocida fuera de Broadway, por haber saltado a Hollywood, sea Frankie y Johnny. McNally la escribió para el teatro en 1987. Es una tragicomedia sobre una camarera y un cocinero que sus biografías consideran su primera obra de madurez. La escribió después de superar los problemas con el alcohol. “Hubo un cambio en mi trabajo”, dijo a The New York Times en una entrevista. “Es difícil saber quién eres cuando estás todo el tiempo borracho. Nubla tu pensamiento. Empecé a pensar más en mi gente, en mis personajes”. Frankie y Johnny se convirtió en una película no muy exitosa en 1992 con Al Pacino y Michelle Pfeiffer en los papeles que en el teatro interpretaban Kathy Bates y F. Murray Abraham.

“El teatro es un reflejo de la condición humana. El teatro no es un lugar donde evadirse del mundo, sino el lugar mismo donde podemos finalmente encontrar nuestra verdadera identidad», escribió.