Los políticos del sur siguen “huérfanos”, aun no encuentran a su “Padre”

98 0

Chetumal.-Ni los pésimos resultados que han tenido en la última década han logrado unificar criterio entre los grupos políticos del sur de Quintana Roo y a tres años (dos años, políticamente hablando) de elegir Gobernador todos se encuentran distanciados.

Pero lo peor del caso, es que no se percibe señal alguna de que, alguien o alguno de estos “sesudos”, pretenda ceder su dizque “capital político” para construir un proyecto para las elecciones del 2016.

Los “huérfanos” del sur (porque desde el sexenio del ex Gobernador, Mario Villanueva Madrid no han podido crear una hegemonía) deambulan por doquier y hasta ahora su único objetivo es sobrevivir a la tempestad que les tocó vivir con dos sexenios de cozumeleños. Sin excepción de alguno, todos estos han cambiado el poder político por el dinero, por posiciones en el gabinete o en los tres poderes del Estado.

Ejemplos han muchos, pero sólo abordaremos los grupos que dizque son representativos del Sur aunque a decir verdad, ninguno, a excepción del aún vivo grupo de Eduardo Espinosa Abuxapqui, los otros se encuentran muertos –bueno, en política nadie está muerto-, pero por ahí andan, se encuentran en fase terminal.

Verbigracia el dizque grupo de Andrés Ruíz Morcillo, este singular personaje que el ex gobernador Félix González Canto cambió su vida al darle posiciones en la administración pública y ponerlo como presidente municipal, acción que hasta el día de hoy se arrepiente el ex mandatario porque su ahijado político fue un “pan sin sal”. ¡Pero qué bueno salió para los bisnes, sino, pregúntele el majestuoso negocio que hizo con el convenio de las lámparas Leds que tarde o temprano saldrá a la luz pública.

Hay otro dique grupos encabezados por los “Cocobichos” (encabezados por Pedro Flota Alcocer y Javier Díaz Carbajal); el de Manuel Valencia Cardín; el de Cora Amalia que esta de forma conjunta con el presidente de la Gran Comisión en la XIV Legislatura, Manuel Aguilar Ortega; El de Eduardo Ovando Martínez, el cual se encuentra en su ocaso.

Y otro grupo que no se puede dar por muerto -a pesar que uno de sus hijos pródigos (Carlos Mario Villanueva Tenorio) está haciendo un mal papel como presidente municipal-, es el de los Villanuevistas, porque es un grupo, a excepción de los antes citados, que si tienen capital político y económico en el sur.

Estos y el grupo de Espinosa Abuxapqui son los que en verdad son los “dueños de las canicas” en el sur de Quintana Roo.

También hay que admitir que no todo ha sido malo en el sur, porque en los últimos años han surgido noveles políticos como el diputado, Luis Torres Llanes; el del procurador de justicia, Armando García Torres; el de los “verdes” comandado por Gabriela Santana Duarte y Abi Alonso; el de Maritza Medina Díaz, la hoy diputada electa.

Tampoco se puede dejar de mencionar los grupos establecidos en el naciente municipio de Bacalar, los cuales, cuando de sumar se trate, seguramente se anexarán a los Chetumaleños para hacer más fuerte el grupo del Sur.

En palabras más o menos, este es el escenario político del hoy triste, pero celebre, Sur de Quintana Roo, considerado en el antaño como la “cuna política” o como decía un recordado periodista radiofónico (radio turquesa), “la capital de la grilla”.

Related Post

Deja un comentario