Por Mario Castillo

Chetumal.-La salida de Mariano Angulo Alamilla de la gerencia del Programa Prospera, y de Mario Castro Basto de la gerencia de Diconsa, son tan sólo la punta del iceberg de la inmensa red de corrupción y tráfico de despensas que llegan a Quintana Roo a través de los diversos programas sociales de la federación, red encabezada por Mariana García Pérez, y que arrancó operaciones en tiempos de Fabián Vallado Fernández como delegado de la Sedesol y que de igual forma sirvió para nutrir al polémico programa estatal denominado “Basura por Alimentos”.

Despensas y productos que han servido como moneda de cambio para las campañas electorales del otrora partido oficial, y que se distribuyen en cada municipio de forma condicionada en favor de candidatos designados por el ex gobernador Roberto Borge Angulo, ya que durante su administración fue cuando se fortaleció esta mafia que opera medrando con el hambre de cientos de familias quintanarroenses.

El domicilio marcado con el número 82 de la calle Bogotá, casi esquina con Plutarco Elías Calles, en la ciudad de Chetumal –frente al bar La Cueva-, es el centro de operaciones montado por Mariana García para cumplir la encomienda, teniendo a su mando personal disponible en cada uno de los municipios de Quintana Roo, tal y como se detalla a continuación:

Baldomero Moronas, con domicilio en la calle 13, entre 80 y 85 Manzana 21 Lote 6, de Playa del Carmen, con número de celular 9841577986, es el encargado de las operaciones en los municipios de Solidaridad y Cozumel.

Estephany Juracy del Carmen Rivera Ruiz, con domicilio en Justo Sierra número 566 de la colonia 8 de Octubre, teléfono 9831651334, es la responsable de los municipios de Bacalar e Isla Mujeres.

Víctor Alfonso García Pérez, hermano de la líder de esta red, es quien opera la oficina ubicada en la calle Bogotá número 82 casi esquina con Plutarco Elías Calles, celular 9811370004, y quien tiene el control de distribución en parte del municipio de Bacalar y Othón P. Blanco.

Claudia Elizabeth García Zárate, con domicilio en calle Tucán #71, de la colonia Fidel Velázquez en Chetumal, teléfono 9838677784, es la que complementa el trabajo en el municipio de Othón P. Blanco.

Pascual de la Asunción, con número telefónico 9831374189, es el responsable del municipio de Lázaro Cárdenas.

Luis Sosa, es el encargado del municipio de Tulum y Benito Juárez, y habita en Paseo del Avendaño #17 del fraccionamiento Brisas del Mar en la ciudad de Playa del Carmen.

Pablo Cristóbal Ku Canul, con número telefónico 9831135816, es el responsable de Puerto Morelos y parte del municipio de Benito Juárez.

Ondina Cuxim, con domicilio en Islas Vírgenes número 195 del Fraccionamiento Caribe de Chetumal, es otra de las personas que refuerza la distribución en el municipio de Isla Mujeres.

Este es el equipo de falsos promotores que secunda a Mariana García, quien trascendió también está ligada sentimentalmente con el ex titular de Sedesol Fabián Vallado Fernández y el mismo Mariano Angulo, y que fue destituida por la alcaldesa cozumeleña perla Tun Pech del cargo de Directora de Desarrollo Social, por el oscurantismo de su desempeño al frente de dicha dependencia municipal.

García Pérez, se ha dado el lujo de presumir a los cuatro vientos ser intocable, al grado de que en los siguientes dos meses le será renovado su contrato dentro del Programa Prospera, a pesar de estar inhabilitada para ocupar cargo alguno por la Secretaría de la Gestión Pública, pues siempre se ha ostentado como Licenciada en Comunicación, y su Cédula no aparece ante el Registro Nacional de Profesionistas (Renap).

No hay que pasar por alto que Marcos Israel Martín Ireta jefe de departamento de administración de padrón, responsable de los contratos del personal y del Padrón de Afiliación de Prospera, es quien respalda de manera directa –por instrucciones de Mani Angulo- a Mariana para tejer día con día la maraña que desvió millonarias cantidades de dinero en productos alimenticios de tipo social.

Mariano Angulo Alamilla, Mario Castro Basto y Fabián Vallado Fernández, fueron pues los personajes principales que abrieron los senderos de esta red de corrupción liderada por Mariana García Pérez, y que sirvió al gobernador Roberto Borge –actor intelectual- para coaccionar el voto a favor de su partido en los pasados procesos electorales.

Lo peor del caso, es que se rumora que este mafia sigue operando en Quintana Roo, y que las nuevas autoridades que entrarán en funciones al frente de las gerencias de Prospera y Diconsa en los siguientes días, ni siquiera saben lo que se encontrarán  su llegada. Esto si es que nadie le pone un freno a la bella y maquiavélica Mariana.

¿Ligada también con el ex gobernador Roberto Borge Angulo, tendrá conocimiento de esta red de corrupción de la delegada de Sedesol en Quintana Roo Maribel Villegas Canché? ¿Será la ex diputada pieza fundamental para llegar al meollo de este tráfico de despensas provenientes de los programas federales?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí