fbpx
El Punto Sobre La i
Inicio » La ignorancia e ineptitud de Elina Coral deja “escapar” un cerebro de Quintana Roo
Golpe de tinta

La ignorancia e ineptitud de Elina Coral deja “escapar” un cerebro de Quintana Roo

Si bien es cierto que en sus primeros años la Universidad de Quintana Roo (Uqroo) no puede presumir de haber tenido “sesudos” rectores, salvo el honroso caso del catedrático, Enrique Carrillo Barrios Gómez, ahora menos y lo peor de todo es que no se avizora un cambio notable debido a que la rectora, Elfi Elina Coral Castilla ha corrido, literalmente hablando, a los mejores prospectos para mejorar la vida académica de la supuesta y mal llamada “máxima casa de estudios” de la entidad.

Desde que la famosa contadora pública llegó a la rectoría, la Uqroo ha ido perdiendo “cerebros”, varios de los profesores investigadores mejor se marcharon, se alejaron del majestuoso proyecto que el 21 de mayo de 1991 dio vida el ex gobernador, Miguel Borge Martín, tío de Roberto, hoy mandatario estatal.

uqrooDe esa gran lista de fuga de cerebros, de maestros que entregaron parte de su vida para que la Uqroo alcanzara la madurez académica y recogiese el reconocimiento de estar entre las mejores universidades de México y la mejor de Centroamérica, hoy sólo son recuerdos.

De la centena o decena de los maestros-pioneros del proyecto, figura Francisco Montes de Oca Garro, un ilustrador, un soñador que la calidad de la educación se alcanza mediante amistad y con el principio básico del humano: Gratitud.

Pero esta palabra y otras como IDENTIDAD y GRATITUD no se encuentra en el vocablo de Elina Coral Castilla, quien de manera autoritaria y a la vieja ultranza priísta le dio las gracias a Montes de Oca como coordinador de la carrera de medicina de la Universidad de Quintana Roo.

De nada sirvieron los grandes logros que Montes de Oca obtuvo para Quintana Roo, la insensibilidad educativa y humana de Elina Coral influyeron para no valorar la enorme deuda que tenemos los quintanarroenses con citado mentor, quien sin exigir catastróficas sumas de dinero, trajo grandes beneficios para la comunidad universitaria del Estado.

Hay varios casos, todos ellos documentados, pero nos avocaremos a dos de manera especial, a los dos más recientes antes que “tirar” la toalla. El primero fue la forma en que consiguió que la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam) auspiciara y financiara la construcción de la escuela de medicina en Chetumal, lo cual consiguió por su amistad con el rector José Narro.

La segunda, el conseguir que todo el edificio de la Uqroo, incluyendo la escuela de medicina, tenga internet gratis de gran calidad y todo esto fue por conservar la amistad que desde la niñez comparte con el magnate de telecomunicaciones de México, Carlos Slim.

En verdad que es difícil aceptar y reconocer errores, pero este tipo de YERROS no pueden pasarse por alto, máxime cuando se trata de la descortesía de la rectora Elina Coral con uno de los “hijos pródigos” de la educación superior de Quintana Roo, con una persona cuyo mayor pecado ha sido apostar por acrecentar el acervo educativo del Estado.

En fin, hay tiempo de sobra para analizar las banalidades que cometen seudo académicos, porque de algo que estamos seguros es que Elina Coral, así como titulares de otras universidades y tecnológicos carecen de la preparación pedagógica para comprender la magnitud de la encomienda.

Notas relacionadas

Más vulgar que amnésico resultó Gabriel Mendicuti Loría

El Punto Sobre la i

“Estoy perfectamente bien”: Carlos Joaquín González

El Punto Sobre la i

En deuda el INIFAP en Quintana Roo

El Punto Sobre la i

La Diputada Arlet Mólgora no aprende. Ahora hace actos anticipados de campaña?

El Punto Sobre la i

Abuxapqui, Paul y Mauricio al “grito de guerra”

El Punto Sobre la i

Beto Alonso, Torres Llanes, Pedro Flota y otros más por la silla de OPB

El Punto Sobre la i