José María Morelos, a merced de la delincuencia

168 0

mor*Reconoce el alcalde Juan Manuel Parra López deficiencia en Seguridad Pública

¡Dios bendiga a los hermanos morelenses!

Por Mario Castillo Rodríguez

Juan Manuel Parra López, reconoció la alarmante incapacidad en seguridad pública por parte del ayuntamiento de José María Morelos, el cual preside junto con un século de incompetentes que conforman el Cuerpo de Cabildo, incluido el secretario general Alejandro Flota Becerra y directores de las dependencias municipales.

Y es que de palabras propias, dijo para este medio de comunicación que de las 70 comunidades que conforman su demarcación municipal, tan sólo las de mayor concentración poblacional -como la cabecera municipal y alcaldías- cuentan con presencia policiaca, poniendo así a las restantes a merced de la delincuencia que hoy por hoy se da a través de un latente vandalismo, robos a casa habitación y riñas de personas en estado de ebriedad, entre otros.

juan perra“Si hay presencia en todas las comunidades, lo que pasa que son rondines que se hacen; a la semana pasan una vez porque son comunidades lejanas. Nosotros tenemos 70 comunidades y no podemos estar dejando una patrulla en cada una porque no va alcanzar por el número de elementos, primero, y de patrullas”, agregó en su declaración.

En este sentido, añadió Parra López que la corporación de seguridad pública cuenta tan sólo con 140 elementos y “12 patrullas cuando” para dar a tención a los poblados que concentran la totalidad de los habitantes de José María Morelos.

“Tengo 140 elementos para 70 comunidades. Parque vehicular tenemos 12 patrullas cuando mucho –camionetas- y otras motos que tenemos, que apenas nos entregaron, y con eso”, expresó al reconocer que para su administración la seguridad de los pequeños asentamientos que están a la lejanía de la cabecera no son de interés, aún y cuando en estos existen constantes alteraciones del orden pues la gente se queja frecuentemente de que cuando hay un robo, pleitos de borrachos a la salida de las cantinas, mujeres golpeadas por los maridos alcoholizados o jóvenes escandalizando, es inútil solicitar la presencia de los policías ya que la patrulla pasa cada semana, si bien les va.

Es evidente también que Juan Parra y sus cogobernantes se han dedicado a fortalecer su poderío económico y político a cambio de dar libertad a los delincuentes para crear caos y desorden en uno de los municipios de Quintana Roo más olvidados por la mano de Dios.

Y es que en varias ocasiones, incluso ante el mismo alcalde, la gente ha demandado que tanto él como los regidores y el secretario general cumplan lo que prometieron en campaña; porque después de que fueron favorecidos con el voto que fueron para ese entonces de puerta en puerta a las comunidades –inclusive las apartadas- prácticamente es un milagro que los funcionarios morelenses se aparezcan por las estas, y cuando acuden en busca de su apoyo a la cabecera l jamás los encuentran en ese Palacio Municipal, que lejos de apreciarse como un inmueble donde se concentra el órgano institucional del poder, más bien parece un tétrico edificio abandonado.

Es decir, la administración que hoy encabeza el pírrico “parrita”, no ha sido capaz de buscar los cauces para generar condiciones de vida más seguras para los morelenses, y eso no es lo que ofrecieron a la sociedad, pues a un servidor le consta que durante el trabajo proselitista se comprometieron a que habría presencia policiaca en cada comunidad. “Si nos dan su apoyo, habrá cuando menos uno  dos policías en las pequeñas poblaciones, y en las más apartadas. Nos comprometemos también a tener cuando menos una patrulla para dar atención a cada dos comunidades”, fueron palabras que enarbolaban los floridos y suplicantes discursos del hoy presidente municipal durante campaña.

Y de no ser por el espaldarazo que el Gobierno del Estado ha otorgado a través de parque vehicular como el que hoy hizo entrega el Gobernador en Chetumal para reforzar la seguridad en los municipios, la situación seguiría siendo la misma en materia de seguridad pública para José María Morelos, que hoy recibió 5 motos y 3 patrullas con recursos propios del estado.

Al menos ya habrá algunos vehículos, porque en lo que se refiere a elementos, Juan Parra señaló también que no tiene –ni tendrá- interés de incrementar el personal. “No, por el momento no, estamos muy pegados a presupuesto y no alcanza para seguir incrementando el persona; pero ahí estamos”, puntualizó con la recurrente excusa de la falta de recursos, dejando también manifiesto que para él y sus secuaces –ante la falta de dinero- no hay otras puertas se puedan tocar para aterrizar acciones que hablen de un gobierno con el verdadero compromiso de generar más y mejores condiciones de vida para la ciudadanía. ¡Dios bendiga a los hermanos morelenses!

Related Post

Deja un comentario