¿José Alberto Alonso Ovando, no es ejemplo de educación porque no es maestro?

824 0

Chetumal.-Los esfuerzos de los maestros –los que si trabajan al frente de grupos- para regular y en su caso prohibir el uso de celulares en las escuelas de nivel básico, es tema que al titular de la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC) le importa un cacahuate, ya que mientras los educadores consideran a este medio de comunicación un fuerte distractor para los alumnos, él no hace nada siquiera por poner el más mínimo ejemplo de respeto, ya que hace uso de este aparato interrumpiendo los actos públicos.

La imagen no nos deja mentir, y es evidente que para José Alberto Alonso Ovando, la distracción es parte de sus conductas de trabajo, pues prefiere atender el teléfono celular que poner atención a lo que acontece en horas de trabajo, incluso durante actividades que encabeza la primera trabajadora social de Quintana Roo, Mariana Zorrilla de Borge.

Cabe destacar que, en medio de discrepancias y ambigüedades, autoridades escolares del nivel básico han manifestado su interés en la creación de un reglamento que limite el uso de los celulares dentro de las escuelas, mismo que se espera esté listo antes de dar inicio al próximo ciclo escolar.

Y es que para algunos padres de familia, esta medida expondrá a sus hijos ya que en caso de suscitarse alguna emergencia no podrán ser avisados. Lo mismo sucedería en caso de suspensiones de clase no anticipadas.

El argumento de los profesores es que no tiene facultades ni la capacidad necesaria para contralarlos, “la reglamentación respecto al uso de celulares será en beneficio del desarrollo de la educación, ya que dicho medio de comunicación se ha convertido en un fuerte distractor para los alumnos dentro y fuera de las aulas, incluso en un canal donde los menores comparten material explícito y nocivo. De igual forma los utilizan como acordeones a la hora de los exámenes, y en caso de surgir alguna emergencia con algún alumno, los planteles están preparados para atenderlas”.

Ahora bien, no hay que pasar por alto que la gran mayoría de los profesores hacen uso de su celular incluso dentro de las aulas y en horas de clase, y aquí es donde surge la principal incógnita: ¿Este nuevo reglamento también comprenderá sanciones para los maestros que incurran en uso indebido del móvil durante horas laborales con los alumnos?.

Lamentablemente, sería irónico e ilógico preguntar la opinión y postura de los altos mandos de la SEyC ya que el propio Secretario de Educación y Cultura no sólo se postra ajeno este tipo de males que aquejan a docentes y alumnos, sino que poco hace para ser ejemplo de educación y respeto, pues al fin de cuentas él no es maestro. ¿En casa del herrero, azadón de palo?

Related Post

A mi madre

Posted by - julio 1, 2014 0
Por Mario Castillo Chetumal, Quintana Roo.- Hoy es 10 de mayo y consideré impropio hacer un comentario editorial dedicado a…

Deja un comentario