cuxinAl viejo estilo tricolor colocan con “dedazo” a Paul Romero Gómez.
Chetumal.- La “maquinaria” del PRI operó nuevamente en Bacalar para imponer a un desconocido como dirigente del Comité Directivo Municipal y a Oneyna Cuxim Irigoyen –como secretaria general por segunda vuelta- para el cargo por tres años y pese que durante el registro estuvieron presentes varios representantes de las agrupaciones filiales al tricolor al final el “dedazo” de un supuesto candidato de unidad fue realizada.

Con la presencia de la secretaria general del PRI, Leslie Baeza Soto así como varios militantes del PRI, el presidente de la Comisión de Procesos Internos en Bacalar, Jorge Villanueva Caamal junto con el cuerpo colegiado que preside recibió la carta de solicitud de registro y la documentación correspondiente y luego entregaron la constancia de recibido a la dupla; sin embargo esto fue mero trámite porque ya todo estaba escrito de acuerdo a la instrucción del “primer priista” del municipio.

No cabe duda que las viejas prácticas del PRI siguen a la orden del día sobre todo en un municipio donde no existen pies ni cabeza partidista por la pésima administración de José Alfredo Contreras, pero sobre todo porque la opinión de los priistas no fue tomada en cuenta al imponer a dos personas que no han realizado un trabajo plausible al interior del mismo y carecen de toda experiencia y nivel para poder intentar estar en las ligas medias de las política del décimo municipio.

Este es otro de los grandes errores que el tricolor está cometiendo en miras del proceso electoral federal y local venideros y sobre todo en un municipio donde el PRI no logra sentar buenas bases por la serie de errores cometidos en torno a las imposiciones hechas.

Fue así como al cerrar el periodo de registro a las 20:00 horas de este miércoles, el destino para los priistas de Bacalar ya estaba marcado para los siguientes tres años; y una vez más el poder de la nefasta y efímera carrera política de “Chepe el taquero” hacen valer sus oscuras influencias para colocar a sus filiales peones en las riendas del partido.

Aunque durante el registro de Paul Romero Gómez todo parecía fiesta y compañerismo al interior del PRI, la realidad tras bambalinas es otra porque las caras largas estuvieron al por mayor y los comentarios negativos en torno a esta imposición fueron de todos sabores y colores porque existen otros cuadros políticos con el conocimiento y las tablas políticas para llevar las riendas del PRI y no un aprendiz de político y sobre todo que la “mano que mece la cuna” sea precisamente aquel que llegó a la silla municipal y se olvidó de sus compromisos con la militancia.

Aunque algunos dieron el voto de confianza a la Fórmula Paul Romero y Oneyda Cuxim para llevar al PRI por los próximos tres años, los conocedores de la política al interior del tricolor aseguraron que el tren se descarrilara dando mayor fuerza a los partidos de oposición como el PT porque la falta de experiencia y oficio político ocasionará que cometan pifia tras pifia y de nada sirve la imposición de los ahijados del “primer taquero de Bacalar”.

Y en este oscuro y maniatado juego de poder no hay que pasar por alto la prevalencia de la chica dela sonrisa sensual, Oneyda Cuxim, quien es nada más y nada menos la misma que se encargará de velar por los intereses de Chepe, y desde luego, dar continuidad al deplorable proyecto político de “su padrino”. Interprétese esto para los demás grupos como un claro mensaje de que en Bacalar se hace lo que dicte “el Rey de la Cochinita”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí