El Punto Sobre La i
Invitado

Empleado del Congreso se cree Diputado, hace uso del horario laboral a modo de su antojo

Chetumal.-Con lujo de arbitrariedad el empleado del Congreso del Estado Saúl Rejón Chan siente que tiene cargo de diputado, pues hace uso de su horario laboral a modo de su antojo para satisfacer sus intereses personales, y acomoda el día para atender asuntos que van más allá de las tareas por las que le pagan un salario.

Este incómodo personaje  quien se desempeña en el Poder Legislativo de Quintana Roo en el área de Servicios Generales -y que argumenta nadie lo puede correr por ser sindicalizado- todos los días abandona el edificio cerca de las 12 del día para ir por sus hijos a la escuela y por su mujer al trabajo, sin que sus jefes tengan conocimiento al respecto, faltando así a la confianza depositada en él.

Incluso sus mismos compañeros se preguntan cómo es que todos los días este empleado se toma la libertad y el arrojo de entrar y salir de su centro de trabajo a cualquier hora para atender sus asuntos personales.

Es del dominio público que Saúl Rejón, también dedica horas laborales para atender su negocio de sonido, incluso en eventos del propio ayuntamiento de Othón P. Blanco, donde por cierto muchos aseguran también percibe un sueldo, y con el mismo horario que en el congreso Local, ya que como presume él mismo, mantiene cercanía con el presidente Eduardo Espinosa Abuxapqui, y eso le otorga este tipo de privilegios.

Ante todo lo antes manifestado, con enorme pena ante las desigualdades laborales, sus compañeros de trabajo se preguntan: ¿Cómo le hace para tener tales privilegios y para dividirse en dos si es que realmente es cierto que goza de doble chamba?

Y es que de acuerdo a lo investigado por este medio de comunicación “ningún empleado del Congreso del Estado puede abandonar su centro de trabajo (dentro del horario) a menos que sea con una orden de comisión, o con el permiso de su jefe inmediato”, por lo que a juicio propio dudamos –y por mucho-, que a diario le den encomiendas fuera del edificio de Punta Estrella, o permisos para atender las diligencias familiares.

Y no es que pretendamos actuar con dolo, pero la realidad es que es una total injusticia que mientras el resto del personal se somete a los horarios establecidos de manera oficial, tal como debe corresponder; el señor Saúl Rejón hace y deshace con el horario como si fuera un miembro más de la XIV Legislatura.

Este viernes 10 de julio, pasado unos minutos de las 11 de la mañana, Rejón Chan se traslada libremente de un punto a otro de la ciudad en su automóvil particular, atendiendo sus diligencias personales mientras deja tirada la chamba.

Al fin y al cabo nada preocupa a este flamante y ventajoso empleado, ya que –según comentarios de él mismo- hay dos sueldos que le responden, y un negocio de sonido que le garantiza estabilidad en caso de que sus jefes detecten esta falta y sea despedido.

Notas relacionadas

La ilegal reforma electoral

El Punto Sobre la i

Cruz Roja Chetumal, un elefante medio blanco

El Punto Sobre la i

Traicionan a los quintanarroenses

El Punto Sobre la i

3 Comentarios

ORANDEZ 14 de julio de 2015 at 9:11 am

De risa, no sean chayoteros, esto parece nota de tvynovelas solo faltaron las fotos del paparazzi siguiendo a este cuate.

Respuesta
Saco Roto 11 de julio de 2015 at 6:32 pm

Seguramente es personal, no creo que escriba eso a cerca de los funcionarios que dan el Chayo

Respuesta
Luis Galaguer 10 de julio de 2015 at 7:23 pm

Esta canijo que este informativo se dedique a perder el tiempo con este tipo de notas que a nadie interesa y si pasan por alto las que la merecen

Respuesta

Deja un comentario