La Depresión Tropical en el Pacífico fue nombrada como Tormenta Tropical. Ahuachapán y Sonsonate tienen los mayores registros de lluvia.

La Depresión Tropical 2-E fue reclasificada esta madrugada como Tormenta Tropical Amanda. El fenómeno meteorológico intensificó lluvias y vientos que son registrados en todo el país.

De acuerdo con datos del Observatorio Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) los municipios Santa Isabel Ishuatán e Izalco son los que tienen mayores registros de lluvia acumulada: 245.6 mm y 267.4 mm, respectivamente (según el reporte de las 4:35 de la madrugada.

«Se prevé que al tocar la costa de Guatemala, durante las siguientes horas, pierda fortaleza y vuelva a reclasificarse como Depresión Tropical. Continuaremos informando a cerca de su evolución», destacó la entidad en Twitter.

El Salvador se mantiene en Alerta Naranja debido a la condición de lluvias que fue pronosticada desde inicios de la semana.

Anoche el MARN previno a la población sobre riesgos para las próximas 24 horas «por alta probabilidad (60%-80%) de anegamientos, inundaciones urbanas y deslizamientos».

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología de Guatemala (Insivumeh) informó que Amanda se desplaza a una velocidad cercana a los 12 km/h y que su centro de presión es de 1.003 Milibares, además tiene vientos que pueden superar los 60 km/h.

La Dirección General de Protección Civil de El Salvador confirmo que monitorea de cerca la situación y que ha desplegado equipos hacia los ríos de la zona occidental para realizar lectura de los caudales.

A las 4:35 de la manaña la entidad reportó árboles caídos y obstaculizado vías en diferentes puntos del país debido a la lluvia constante y ráfagas de viento asimismo se reportan 35 viviendas reportadas con daños.

Debido a la situación también hay reportes de fallas en el suministro de energía.

El presidente Nayib Bukele destacó esta madrugada que «la cantidad de lluvia que continúa cayendo en múltiples municipios de nuestro país y el pronóstico de que hoy será peor, nos obliga a tener que extender más nuestro recurso humano. Nos dividimos en controlar la cuarentena, la delincuencia, repartir alimentos y ahora esto», al referirse a las condiciones climáticas que se mantienen en el territorio.