728×90

Con Operación Guillotina, Perla Tun empieza a hacer historia en Cozumel

perla-tunPor Mario Castillo
Con cabezas rodando por los pasillos de Palacio Municipal, Perla Tun Pech ha empezado a escribir su propia página en la historia política de Cozumel, bajo el argumento de reducir la carga financiera del ayuntamiento en un 25 por ciento.

Trascendió que los despidos hablan de un número superior a los 350 trabajadores, que es la meta a cumplir por la Chaparrita en su Operación Guillotina, y con la que pretende meter orden financiero aplicando la “Ley de Herodes”.

Sin embargo, esta “medida necesaria” contrasta con la decisión tomada por Perla y su equipo de limpieza, de incrementar el salario a miembros del Cabildo –incluida la Presidenta Municipal-, así como a las y los directores de las diversas áreas de la comuna cozumeleña que llegaron bajo su cobijo.

La Dirección de Recursos Humanos, es el despiadado “cadalso” donde se aplica la “Ley Tun Pech”, y las largas filas de gente obligadas a firmar su renuncia, dejan evidencia de “la sensibilidad” de la nueva autoridad municipal de Cozumel.

Porque si bien desde la Presidencia se habla de despedir aviadores y empleados nocivos para las arcas del Ayuntamiento, se han llevado entre las patas al personal que desde años han devengando su sueldo de sol a sol, incluso con horas extras no pagadas.

Trabajadores que llevan de 3 a 10 años, son obligados a renunciar bajo la promesa de ser liquidados en un plazo no mayor a tres meses, y con insultantes cantidades que no van acordes con lo establecido en la Ley Federal del Trabajo.

Este masivo despido, inicio desde la propia Presidencia municipal, abarcando áreas como la Secretaría Técnica, Turismo, entre otras; hasta rematar con la Dirección de Comunicación donde existen casos de personas que laboran desde la administración de Juan Carlos González Hernández.

La inconformidad contra esta decisión de Perla Tun es generalizada, pues los empleados municipales ven con enfado que mientras ella y su gente se incrementan el salario, dejan a cientos de trabajadores sin el sustento familiar, producto de un simple revanchismo partidista.

¿Será esta la historia que Perla Tun decidió escribir en Cozumel?, pues de entrada va en contra de los principios que en campaña gritó a los cuatro vientos defendería para bien de la familia cozumeleña.

Hasta la fecha en que se registra esta acción, la carrera política de la Chaparrita panista era intachable, tal pareciera que el poder no le está quedando a la altura. Veremos pues cuál será la siguiente fase de su histórico arribo a Palacio Municipal, aunque de entrada ya marcó un enorme abismo con la clase trabajadora.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: