El informe y el proceso electoral

40 0

A tiro de piedra

Nunca se miente tanto como antes de las elecciones,

 durante la guerra y después de la cacería

Otto von Bismark

Julian Santiesteban

El primer informe de gobierno de Carlos Joaquín González tendrá muchas lecturas por el avance o retroceso –según la perspectiva- administrativo alcanzado, pero en términos políticos representará el arranque de la competencia por los cargos de elección popular que estarán en disputa en 2018. Esas son dinámicas que ni “el cambio” modificará, por el contrario, hará que todos los “suspirantes” acudan a Chetumal, a riesgo de “no salir en la foto.”

El evento ha representado siempre una pasarela de “guayaberas” y trajes coctel, de perfumes caros, peinados y maquillajes preparados especialmente para la ocasión; no faltan los abrazos efusivos y carcajadas sonoras –hay que llamar la atención-; pero este, además de ser el primer informe de la administración que sacó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) del poder, tiene un significado especial, pues se inscribe en la víspera del proceso electoral federal más competido en la historia reciente de México, en el que Quintana Roo tendrá por primera vez cuatro diputaciones federales en disputa, además de las senadurías y la renovación de las once presidencias municipales.

La presentación formal del documento será en el Congreso del Estado, órgano que ha resultado fundamental en el primero de los seis tramos del joaquinismo, ahí el mandatario escuchará seguramente las posturas de las fracciones parlamentarias, cuyo discurso estará cargado de intencionalidades políticas, pero será en el Centro de Convenciones de Chetumal, en donde Carlos Joaquín González dará los pormenores del documento, además del mensaje político que contemplará además un llamado a sus colaboradores a redoblar esfuerzos por cumplir a la ciudadanía las promesas que se hicieron en la campaña electoral de 2016 y que les permitió encabezar el llamado “gobierno del cambio.”

Pero una faceta imperdible del evento será la presencia de todos los aspirantes a un cargo de elección popular, pues entre regidurías, alcaldías, diputaciones federales y senadurías, son más de un centenar de cargos los que están en disputa en Quintana Roo, y aunque parecen bastantes, la cantidad de políticos en la disputa son muchísimos más, así que atentos a esos abrazos y saludos efusivos, pues aunque no habrá definiciones en favor de nadie en el evento en cuestión, la ausencia de alguno de los políticos del régimen sí pudiera implicar un mensaje implícito.

Así, el primer informe de gobierno tiene muchos más mensajes que los que el mandatario emitirá desde el pódium, y si se considera que una semana después el Congreso del Estado aprobará la reforma electoral, el evento sin duda representa el arranque en la competencia; comenzarán las “comidas entre amigos”, surgirán las asociaciones “amigas” de los aspirantes y los ciudadanos comenzaremos a recibir las promesas de un mundo mejor, aunque el que vivimos a diario tenga las mismas carencias una vez que pasan las elecciones; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra.

 

Related Post

Deja un comentario