Urge mejorar las políticas públicas en materia de prevención en el consumo de drogas lícitas e ilícitas

0
301

drogas4Chetumal.- Aún y cuando se tiene una Ley contra las Adicciones recién aprobada, el presidente de la comisión de Salud del congreso local, Demetrio Celaya Cotero señaló que es urgente que se mejoren las políticas públicas en materia de prevención en el consumo de drogas lícitas e ilícitas y con esto evitar que aumenten las personas que consumen este tipo de sustancias que mantiene a Quintana Roo en el primer sitio a nivel nacional desde hace varios años.

El legislador panista dijo que si bien se han tenido avances importantes con la aprobación de la ley contra las adicciones dijo que es necesario que tanto las autoridades como la población en general ponga mayor atención en las acciones de prevención y con esto evitar el consumo de drogas en general por lo que urgente que se tomen medidas para evitar que las cifras aumenten en la entidad.

Esto porque el uso de drogas ha ocasiona que Quintana Roo se mantenga por más de tres años seguidos como el estado donde existe el mayor consumo de estas sustancias según han relevado los datos de las Encuestas Nacionales de Adicciones y cuyos últimos resultados emitidos en el 2012 hacen saber que ahora cada vez es menor el rango de edad de personas que las consumen.

Agregó que ahora se llevan a cabo las acciones para reglamentar la Ley contra las Adicciones se estima una vez que se reciban una serie de informes sobre los últimos datos a nivel local de las diversas instancias se puedan entablar acciones de prevención y políticas públicas que combatan de mejor manera las adicciones pero sobre todo la aportación de los recursos para que se puedan atender.

Asimismo dijo que de manera conjunta se trabaja con la Secretaría de Salud, así como la Secretaría de Cultura y la de Educación para que se puedan enlistar y llevar a cabo las acciones de prevención para reducir el consumo de drogas pero además evitar que las edades de inicio en este tipo de prácticas sean cada vez menor sobre todo porque según los reportes de la Encuesta Nacional de Adicciones 2011 se detectaron niños de entre 9 y 12 años que han ingerido drogas.