24 sequíaPor Mario Castillo Rodríguez

Chetumal.-Derivado de la intensa sequía que impacta drásticamente en el estado de Quintana Roo, en los últimos días se ha registrado la muerte de 15 ejemplares de ganado vacuno en los municipios de Bacalar y Othón P. Blanco, que es donde mayor amenaza existe contra el hato ganadero.

Wilberth Gutiérrez Castillo, presidente de la Unión Ganadera en Quintana Roo, dijo que a la fecha la temporada de sequía es preocupante para los productores, ya que  por la aridez de la pastura y lo seco de los jagüeyes, los animales han bajado considerablemente de peso, e incluso muerto por las altas temperaturas.

“Es preocupante pues por la sequía  los animales  están adelgazando y ya hay muertes en en le municipio de Othón P. Blanco, como en el caso de la comunidad de Calderitas donde son tres los decesos registrados. En Bacalar, hay varios el  ganado está adelgazando y no ha llovido hasta  ahora; habrán hasta hoy unas 15 reses muertas y hay peligro de quedar más animales a medio camino si el clima sigue golpeando”, agregó el líder ganadero.

Gutiérrez Castillo lamento esta circunstancia adversa para los productores, toda vez que es muy reducido el hato ganadero que existe en los municipios de Bacalar y OPB, sobre todo porque el 40 por ciento de los animales son susceptibles a la intensa sequía.

Tras señalar que actualmente Quintana Roo tiene un hato ganadero que apenas supera las 140 mil cabezas de ganado, el Presidente de la Unión Ganadera en la Entidad refirió es importante dotar de suficiente pollinaza a quienes se dedican a esa actividad, por lo que –abundó- ya se están surtiendo alrededor de 80 toneladas en Othón P. Blanco.

Sin embargo, aseguró que de no tomarse las medidas pertinentes, dado la intensa sequía que impacta al estado, existe el riesgo de que se registran más muertes de animales en las siguientes semanas, lo que ocasiona un efecto negativo en el sector.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí