Chetumal.- En medio de la crisis financiera que atraviesa el ayuntamiento de Othón P. Blanco y de la incertidumbre por la liberación de los 272 millones de pesos por una banca privada así como una serie de actos corruptos, Joel Saury Galué renunció a su cargo de tesorero municipal y dejó en su lugar a Cesar Rey Euan Tun quien fuera director del Instituto para el Desarrollo y Financiamiento del Estado de Quintana Roo (Indefin).

Joel Saury Galué dejó el cargo de manera sorpresiva presuntamente por asuntos personales y en lo que fue una accidentada y discutida sesión extraordinaria del Cabildo donde estuvieron 13 de los 15 regidores ( faltó Rivelino Valdivia Villaseca del PT e Inés López Chan del PRD); aprobaron la renuncia y dieron su validación al titular de la Tesorería Municipal quien dentro de los primeros compromisos será consolidar la liberación del préstamo por 272 millones de pesos pendiente así como hacer valer la renuncia de los más de 400 aviadores y presentar el informe de la cuenta pública del ejercicio fiscal 2012.

Con este son tres los tesoreros municipales que dejan el cargo: Álvaro Candelario Campos Maldonado (renunció pro problemas de salud) , Armando Arnaldo Ancona Barceló (destituido del cargo, y Joel Saury Galué, pero hasta ahora ninguno ha dado cuentas claras de la real situación financiera del ayuntamiento capitalino.

Como si fuera una despedida de fin de cursos, todos y cada uno de los concejales le dieron el adiós a ahora ex tesorero municipal, Joel Saury Galué reconociendo su trabajo y la labor que desempeñó durante el tiempo que estuvo en el cargo y siendo claros y directos con el actual titular del área César Euan para que cumpla a cabalidad el compromiso.

Sin embargo las palabras de los concejales que sobresalieron en el recinto fueron las de la priista, Miriam Osnaya y de la verde ecologista Gabriela Santana, la primera pidió que se dieran cuentas claras en el ayuntamiento debido a que la situación es complicada y que es imposible que después de haber cambios y modificaciones las finanzas sigan igual o peor sin que se pueda resolver el debacle económico en que se encuentran, no solamente por la difícil situación sino porque no ha habido claridad en varios rubros financieros.

Mientras tanto la concejal del Partido Verde, Gabriela Santana señaló que lo “más preocupante sería que la renuncia de Joel Saury Galué se debiera a cuestiones y presiones políticas y ahora que se tenga que entregar el informe de las cuentas públicas del ejercicio fiscal 2012 estén maquilladas; llevamos cuatro tesoreros y no vemos resultados y no vemos para cuando, mientras que no haya recursos frescos en este ayuntamiento nadie lo salvará del debacle financiero el cual está viviendo; vamos a dejar una deuda pública tremenda al sucesor de esta administración y tenemos que trabajar unidos y de la mano para evitar que seamos engañados y tenemos que llegar hasta la últimas consecuencias ”.

La regidora recalcó que esperan que se tomen las mejores decisiones en relación a las finanzas y fue clara en señalar que aún y cuando el Cabildo aprobó la contratación del empréstito por los 272 millones de pesos al final serán las autoridades: presidente municipal, síndico y tesorero, quienes decidan las mejores opciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí