Valladolid.- El llamado “Polvo del Sahara”, que ya está pasando sobre la Península de Yucatán, podría traer repercusiones a la salud, según especialistas de la Universidad Autónoma de México.

Desde ayer por la tarde, el pronóstico de su llegada empezó a hacerse realidad, pudiéndose observar en gran parte de los estados que conforman la Península.

Valladolid es uno de los municipios en donde este martes comenzaron a sentirse los efectos, al teñirse brumoso el cielo, reflejarse escasa nubosidad e incremento en la temperatura.

Se sabe que este fenómeno es común que se presente durante la primavera y verano, cuando la escasez de lluvia se combina con vientos intensos en dicha región, generando desprendimientos de aire, cálido, seco y saturado de aerosoles y polvo.

Si bien se dice que aporta muchos nutrientes al suelo, su presencia podría traer repercusiones para la salud, según lo indican expertos de la UNAM, por la mala calidad del aire que puede contener material biológico y químico.

Ante ello, se recomienda especial atención a las personas que padezcan de alergias, asma y demás enfermedades respiratorios.

Dicha tormenta de polvo, considerada ya como la más intensa en los últimos 50 años, tendrá una duración de 3 días en territorio nacional, desplazándose posteriormente el 26 de junio hacia la parte sur del vecino país americano.